Residentes de localidades rurales piden la renuncia de las autoridades de la salud del departamento

ARPINSA

El grupo de gestión “Por una mejor Salud Rural”, analizó los resultados de Salto y el impacto en la región del Sistema Nacional Integrado de Salud a 11 años de su implementación.
La documentación a la que tuvo acceso CAMBIO indica que en el año 2007 la ley 18.211 Sistema Nacional Integrado de Salud, promueve a la persona y su hábitat, con la participación del usuario desde sus realidades aportando sus saberes, buscando un diálogo y cooperación con el técnico para analizar y priorizar las necesidades de salud de las comunidades. En el año 2010 surge el Programa Nacional Salud Rural PNSR cuyos objetivos son mejorar la accesibilidad en la atención de los servicios de Salud de los pobladores rurales. En vista a que esto no se cumplió, los integrantes del grupo pedirán al MSP, las renuncias de la Directora Departamental de Salud, Dra. Cristina González y del Director de la RAP-Salto, Dr. Jhonatan Lombardo.

NO EXISTEN
CONTROLES
Los integrantes del grupo dijeron que los avance en convenios de complementación de servicios de manera de racionalizar los recursos del territorio, no se cumple eficientemente, en virtud de que los horarios de policlínicas privadas y públicas. Los ciudadanos de Pueblo Belén pretenden que la atención sea las 24 horas, porque aún siguen golpeando las puertas de las policlínicas con largas esperas y rogando que atiendan a las personas enfermas. Indicaron también que los convenios complementarios carecen de controles por quienes poseen la responsabilidad y queda en evidencia en las mismas declaraciones del Director de la RAP de Salto Dr. Jhonatan Lombardo, de fecha 3 de noviembre 2018, a CAMBIO donde expresa explícitamente que los médicos de las policlínicas rurales públicas y privadas de pueblo Belén no llegan a acuerdos en sus horarios de trabajo, esto a manera de ejemplo. Implica prestaciones de servicios intercambiados de las diferentes instituciones del sistema. Con una propuesta que permita a cualquier persona fuera del área de influencia de su prestador, recibir atención. Hoy no la recibe, porque siendo de otro tipo de mutual fuera de ASSE o CAM no puede usar el servicio.
SIN INFORMACIÓN A LOS USUARIOS
Con relación a la presentación de un mapa sanitario de los recursos en salud, dejando de lado la sobre dotación de estructuras, no se ha podido aplicar debido a que el personal de salud desconoce los instrumentos técnicos que poseen otras policlínicas de la zona.

No se han Incorporado otros servicios, porque las autoridades son omisas a los preceptos de la Ley de Salud, parece que desconocen la Ley 18.211 cap. 1 art. 3 literal I que hace referencia a la participación social de trabajadores y usuarios. En cuanto a la generación de indicadores de calidad, se desconoce por falta de información de las mismas, como así también la flexibilidad en los objetivos y metas, según los territorios y sus necesidades de salud ya que las autoridades de la salud departamental no lo tienen en cuenta. Por ejemplo pese a las diversas reuniones que se mantuvieron con comisiones tales como, espacio participativo de la salud (Yolanda Zapata y Enrique Lombardo 30_8_2017) , Espacio Participativo de Usuarios de la salud pública y privada, Integrantes del consultivo de ASSE, integrantes de la RAP-ASSE,( Sr Enrique Prado, Marta Sánchez, Walter Hernández, Julio Caballero de fecha 11 -10-2017)a los cuales se le aportaron informaciones, sugerencias, por parte de este grupo de gestión para mejorar el sistema de salud local; quedando los mismos en informar a la Directora Departamental de la Salud Dra. María Cristina González y hasta la fecha no hubo respuesta de la misma. Todo lo cual va en contra del espíritu de la ley que al principio se citó.

PARTICIPACIÓN E INVOLUCRAMIENTO
No permiten la participación de los usuarios como se explicó en los numerales anteriores, agregando que la Directora Departamental de la Salud de Salto, pese a diversas solicitudes e incluso con intervención del Alcalde de la localidad de Belén Procurador Rodolfo Hernández, se negó a recibir personalmente al Grupo de Gestión. No existe en Belén y otros poblados de la zona la Mejora a la accesibilidad al sistema de salud, reduciendo todo aquello que por burocracia lo impide, los pobladores de Saucedo y Palomas deben recorrer 75 km para obtener medicamentos, solicitar la ambulancia que está en Constitución y debe ser autorizado por un Médico, con el cual no cuentan en su propia localidad, por lo que deben trasladarse en vehículos particulares, abonando sumas de dinero que muchas veces no tienen (23-11-2018 entrevista CAMBIO a la Sra. Sofía Mai oriunda de Saucedo)

LOGRAR UN PROCESO COLECTIVO
La propuesta del grupo va dirigido a la creación de un Plan Asistencial con una atención integral a la salud rural las 24 horas fortalecimiento de los equipos de salud en las pequeñas localidades rurales,como por ejemplo que las ambulancias tengan equipamientos necesarios y obligatorios, stock de medicamentos adecuados, estrechar vínculos de pertenencia, empatía y búsqueda del cumplimiento de los objetivos y principios establecidos por la ley de la Salud por parte del personal sanitario con la comunidad de usuario, participación comunitaria, en forma dinámica y ágil a través de reuniones periódicas entre autoridades de la salud y los usuarios, si así los temas lo ameritan.
“No se confía en el buzón de quejas, incluso nunca lo hay, esto muestra una realidad perfecta, lo cual sabemos que esta condición no existe. Las reuniones de Judesa, se realizarían dos veces al año y si se realizaron en nada han influido en mejorar las condiciones.”

El grupo sugiere crear la figura de un coordinador independiente (de ASSE Y CAM) para exigir el cumplimiento de las normas y coordinar las actividades profesionales y el relacionamiento interpersonal fomentar la investigación de la salud en zonas rurales. (contaminación, agrotóxicos y otros) fortalecer el Primer Nivel de Atención. (Promoción, Prevención).

FRACASO EN LA ATENCIÓN DE
CALIDAD

El poder no solo es un problema cuando se ejerce abusivamente, sino también cuando no se ejerce. Éste es un caso, en que se piensa que comunidades, desposeídos, pobres o excluidos están privados de la posibilidad de transformar sus condiciones de vidas. Se ve entonces como grupos dominantes de la comunidad no ven otras características, como capacidades, saberes que otros grupos poseen; esto es uno de los obstáculos que se encuentran en muchos de los programas sociales.

Las máximas autoridades de la Administración de Salud Departamental de Salto, impiden, obstaculizan, mediante demoras, mediante la apatía, la falta de entusiasmo, que operan como resistencia al desarrollo de propuestas que las identifican como ajenas; siendo una forma de resistencia pasiva y muda pero muy eficaz. Estas personas necesitan mantener condiciones de desigualdad a fin de mantener de su perspectiva el “poder”, aún a costa del sufrimiento ajeno.

Promover un cambio, generar procesos de transformación en contextos desfavorables hacia mejores condiciones de vida, no implica empezar de nada, implica conocer lo que existe para construir alternativas, cuya viabilidad estará marcada por la apropiación de las comunidades involucradas.

Los factores que promueven el fracaso de una atención de calidad de la Salud de la población Rural son la carencia de un claro concepto de participación social, miedo a la pérdida del poder, centralización excesiva, niveles mínimos de organización o ninguno, políticas de salud desfavorables, centralismo, faltas de coordinaciones, desorganización, falta de controles, carencia de iniciativa, compromiso, diálogo, falta de inversión en recursos humanos y financieros, resistencia al cambio, modelo médico centrado en el profesionalismo, autoritarismo.

RENUNCIA DE JERARQUÍAS

Indicaron que “por toda la argumentación anteriormente expuesta, demostrada y verificable y en vista de los 11 años de vigencia de la Ley del Sistema integrado de Salud concluimos: Que en nada ha cambiado y mejorado en la atención de la salud de los pobladores de la zona rural, siendo que existen los instrumentos jurídicos, materiales y humanos calificados dados para que la ley se cumpla. Recae la responsabilidad en aquellas personas que ocupan cargos de la administración de salud, en este caso de la Salud Departamental de Salto, incluyendo el Directorio de la RAP, y frente a las oportunidades que se le ha proporcionado y al fracaso evidente de sus funciones deberían renunciar o ser sustituidos en procura de un bien común, el derecho a la buena atención en la salud de todos los uruguayos de la zona rural de muestro departamento”, concluyen.

Diario Cambio


Otras Noticias..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.