Falleció Julio Marenales en Salto

Falleció en la noche de este martes en el Hospital Regional Salto el ex integrante del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros, Julio Ángel Marenales.

Según pudo saber Tiempo de Noticias, no habrá velatorio en Salto y su cuerpo será trasladado mañana a la capital del país. Extraoficialmente se habla que habría solicitado que su cuerpo sea destinado a la Facultad de Medicina.

Ampliaremos

Compartimos un fragmento de una de las últimas entrevistas brindadas por Marenales ya recluido en Salto. Nota del semanario Brecha

—¿Qué lo decidió a venirse a Salto?

—Mi compañera es originaria de acá. Pero fueron dos cosas. El hecho de que allá me iba a enfermar, porque me estaba agarrando broncas descomunales, entonces, quería alejarme. Eso capaz que fue lo principal. Nosotros veníamos todos los eneros para acá, y a mí me entusiasmaron las areniscas. Y como ya militancia política como hice hasta ahora no voy a hacer, quiero dedicar un tiempito a picar las piedritas. Bueno, estoy haciendo el taller ahí.

—¿Y acá no piensa hacer trabajo político?

—Trabajo político sí, pero no electoral. Conversar con la gente, tratar de meter otras cosas en la cabeza, eso sí, lo hago siempre. Pero con algunos compañeros que son profesores de historia, algún maestro, un sociólogo, Juan Romero, nos hemos encontrado en algunas actividades del Cadesyc (el centro de estudios del Mpp), acá en Salto. Yo los estoy pinchando de a poquito para ver si podemos formar un equipo de estudio. Les voy a decir: “Vamos a tomar unos mates y a comer un pedazo de pata de cordero…”.

—Ahora es un buen momento para preguntarle por el gobierno de Mujica. ¿Cómo lo evalúa?

—Fue un gobierno progresista. El programa es como una partitura. Yo quería ver cómo iba a tocar la partitura el Pepe Mujica. En aquel tiempo, a pesar de que le había dicho adiós a la barra, yo pensaba que como era el candidato de todo el Frente Amplio, estaba bien. No estaba muy de acuerdo, pero ta, el Pepe agarró y tuvo esa actitud. Fue un gobierno progresista, como fue y va a volver a ser el de Tabaré.

—¿Esperaba más de un gobierno de Mujica?

—Yo lo que esperaba era que Mujica forzara un poco más, pretendía que el Pepe planteara cosas que podían ser resistidas. Podría suponerse que el Pepe no es un progresista, es un revolucionario, por algo estaba en el Mln. Revolucionario en el sentido de transformación profunda, no en el sentido de la violencia política con armas. Copérnico revolucionó la cosmogonía y no tiró un hondazo. Yo esperaba eso, un revolucionario pujante, que empujara. Y si no puede, no puede. Pero no, se quedó en el progresismo. Evidentemente, se ha convertido en un personaje internacional, pero ha sido aceptado por el capitalismo mundial (enfatiza estas dos últimas palabras como si le fuera la vida). Evo Morales también tiene una raíz que viene de abajo, sin embargo no lo aceptaron como al Pepe, porque es confrontador… (se ríe socarronamente).

—Mujica siempre reconoce su frustración con el impuesto a la concentración de tierra (el Icir), que fue declarado inconstitucional. De alguna manera, alega que esos pujos por gravar algo más a la riqueza agropecuaria generaron resistencias internas y externas…

—Era un impuesto ridículo en cuanto a la cantidad. Los empresarios del campo hasta ahora no pagan el impuesto para Primaria. Yo lo planteé en el Mpp y no me dieron bolilla. A un tupamaro había que pedirle más.

—Hubo momentos, tanto en el período de Vázquez como en el de Mujica, en los que se habló de un “gobierno en disputa”. ¿Cree que eso realmente existió o fueron simples perfilismos de algunos sectores?

—Los que decían eso eran los comunistas, principalmente… Pero yo nunca conversé con él (con Mujica) sobre ese tema. No sé exactamente lo que pretendían expresar con “el gobierno en disputa”. Porque algunos dicen “en disputa, con la derecha”, pero también podría ser una disputa interna, entre los sectores más conservadores del Frente Amplio y los menos. El Partido Comunista sigue teniendo el control del movimiento obrero, no como en otra época… porque en otra época el control fue muy férreo, estalinista, como quien dice. Fue aquella época dura de los sindicatos autónomos, que yo la viví. Y a pesar de que el Pcu sigue teniendo influencia en el movimiento obrero, y que el Mpp tiene más votos y más gente, no tiene a la gente organizada… Yo entré a la dirección, lo planteé también en el Mln, que quería dar una lucha política-ideológica, pero la perdí. Yo veía por dónde iba el Mpp, y entonces dije: acá hay que dar un viraje, un golpe de timón. Para mí el Mpp se ha transformado en una organización electoralista, junta votos de cualquier manera. No tiene ideología, el Mpp. Yo dije que es un gigante estúpido, no les gustó, pero sigo sosteniendo lo mismo.

—Pero alguien puede decirle que es un gigante estúpido muy eficiente, porque por tercera vez fue el sector del Frente más votado en las elecciones nacionales, algo inédito… Muchos pensaban que iba a sufrir el desgaste de haber sido gobierno.

—Sí, desde el punto de vista electoral, todo un éxito… Pero justamente nos quedamos con eso. Toda esa masa… yo me cansé de repetirlo… es una masa posible, porque el que vota al Mpp no es un enemigo, es todo lo contrario, pero hay que hacer un trabajo con esa gente. El Mpp no tiene militantes. Acá mismo (en Salto) no hay militantes. El militante tiene que tener un mínimo de ideología y un objetivo, porque si no, un domingo sale con los nenes a tomar el sol y no a meterse en una reunión.

—Sin embargo, siempre se habla del “aparato militante” del Mpp como una cosa asombrosa, como una virtual aplanadora…

—Todo verso.

—¿No es un aparato?

—En cierto modo, son funcionarios. Que era como hacía el Partido Comunista en otra época. Eran militantes del sindicato y del partido, pagos por el sindicato. Pero ahora en general los partidos se han quedado sin militantes, y el Pcu también, pero en otra época tenían. Tipos sacrificados, se sacaban el pan de la boca para darle al partido. Pero ahora ya no, nos tragó a todos el sistema.

—¿Y el Mpp ha sido cooptado por el gobierno?

—Está cooptado por el sistema. No se dan cuenta ellos, pero son tolerados. Los sectores que tienen el poder real, porque no lo tiene el Frente Amplio, están tolerando todo esto… Es más, un capitalista inteligente tendría que darle plata al Frente, si este país no le servía ni a ellos… Se hundía. El Frente ha hecho un mejor trabajo que sus personeros. Hay tipos inteligentes, y hay algunos que aportan…

Foto internet

1 respuesta

  1. Alberto Fernández dice:

    Realmente es como él lo planteaba. QEPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *