Está confirmado el primer caso de leishmaniasis visceral humana en Concordia

travel

Travel - Alquiler de Autos

Desde Área vigilancia de Epidemiologia de Salud provincial confirmaron que se registró el primer caso de leishmaniasis visceral humana, en una mujer de la vecina ciudad. Los análisis posteriores realizados la semana pasada en el Hospital San Martín, en Paraná, ratificaron el diagnóstico.

Hot martes llegará a Concordia un equipo de Zoonosis del Ministerio de Salud para apoyar las tareas de bloqueo, según adelantó el director de Epidemiología de la Provincia, Diego Garcilazo.

La enfermedad es producida por un parásito que se aloja en los perros y es transmitida por la picadura de un flebótomo, un insecto similar a un mosquito que se alimenta de sangre.

De acuerdo a los análisis realizados en el Hospital San Martín de Paraná se confirmó el caso de leishmaniasis visceral humana de quien sería una mujer adulta, domiciliada en Concordia. El mal tiene un alto índice de mortalidad si no es tratada. En 2015 se detectaron perros infectados con leishmaniasis y también la presencia del insecto en la región donde ahora se dio el caso.

La leishmaniasis canina es una enfermedad causadas por parásitos de distinto tipo pero que pertenecen al mismo género: leishmania. El padecimiento puede ser visceral, cutáneo y muco cutáneo. Y “en la actualidad las vacunas existentes no previenen la enfermedad”, indicó la especialista Silvina Saavedra, exdirectora de Epidemiología.

La enfermedad llega al organismo a través de perros infectados que tienen a unos insectos voladores, los flebótomos, como vector del mal. En los humanos si no es tratada tienen una mortalidad probable del 90%. “El principal síntoma de la forma clásica es fiebre prolongada por más de 15 días, anemia. Sangrado de nariz, encías, adelgazamiento con vientre abultado (agrandamiento de hígado y bazo), debilidad y muerte”, describió la epidemióloga en una publicación sobre la problemática.

Como se explicó, la leishmaniasis es transmitida a los seres humanos por la picadura de distintas especies de flebótomos. Son insectos que “no son ni moscas ni mosquitos”, explicó la médica veterinaria, son muy parecidos pero son flebótomos, que tienen la característica de reproducirse en materia orgánica y se alimentan también de sangre.

Fuente: El Entre Ríos Portal

Publicita en TDN.uy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *