Las autoridades de la Intendencia de Salto se mantienen firmes en su decisión de desalojar a varias familias en Termas del Arapey. Este jueves se realizó una audiencia en el Juzgado de Paz de la localidad de Belén. Los vecinos afectados por la denuncia de la Intendencia aseguran que no tienen un lugar alternativo para vivir y criticaron a las autoridades comunales.

“Así como vino a pedir el voto para las elecciones, queremos que venga a dar la cara por esta decisión de desalojarnos” dijo a Tiempo de Noticias Noelia Martínez. Los vecinos salieron al cruce de las autoridades comunales y desmintieron la versión dada a la prensa por la Directora de Turismo de la Intendencia.

Según informó el portal de Radio Tabaré, la directora de Turismo de la Intendencia de Salto, María Noel Rodríguez fue consultada sobre los posibles desalojos de familias que habitan viviendas municipales en Termas de Arapey de forma irregular. Al respecto dijo que la comuna cuenta con 55 viviendas que son usufructuadas por funcionarios que trabajan en el centro termal. El pasado año, el director de Turismo en aquel entonces, Gustavo Chiriff, solicitó la realización de un informe socioeconómico de todos los habitantes de las viviendas para conocer en qué situación se encontraba cada uno. El pedido surgió a raíz de la preocupación de que funcionarios que ocuparon viviendas de un dormitorio cuando ingresaron a trabajar y que, sus familias comenzaron a crecer pero no se les otorgó otra con mayores comodidades.

14393277_10210385178536544_893788620_o

A raíz del informe, se detectó que diez de las 55 viviendas estaban siendo ocupadas por personas que ya no trabajan para la Intendencia de Salto por motivos de jubilación, cese y otras personas que quedaron como agregadas en esas casas.

Según declaró la directora de la cartera, todas las familias que se encuentran en esta situación tienen propiedades en Salto, Belén o Constitución y no quedarían desamparadas en caso de ser desalojados por resolución de la Justicia. La urgencia pasa porque hay llamados para mucamas y obreros pero la Intendencia no tiene donde alojar a esas personas. Los guardavidas zafrales que son contratados en verano, debieron ser alojados en bungalows que, normalmente son destinados a los turistas porque no hay lugar.

En todos los casos los habitantes de las diez viviendas declararon tener otras viviendas que habitar si los desalojan y es el Juzgado de Pueblo Belén que tiene la causa en su poder.

Sin embargo, los vecinos de Termas del Arapey afectados por esta orden de desalojo, desmintieron a las autoridades de la Intendencia. “La Directora de Turismo falta a la verdad, no sabemos qué datos maneja la jerarca porque por nuestras casas no vino. Ninguna autoridad de la Intendencia vino a dar la cara a los vecinos. Vinieron en campaña electoral a pedir el voto y después no los vimos más. El propio Andrés Lima venía a traer folletos en la campaña electoral y después que ganó se olvidó de la gente. Ustedes creen que si nosotros tenemos propiedades en otras partes del departamento vamos a estar viviendo en estas casas humildes, vivimos de hacer changas y desde la Intendencia salen a decir que tenemos donde ir. Eso es rotundamente falso”.

Los abogados de las familias solicitaron una prorroga al desalojo y analizan otras alternativas. Desde el Gobierno Departamental se informó que el juicio por desalojo seguirá adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com