El gobierno no descarta aplicar la esencialidad ante el paro anunciado para las estaciones de servicio los días 21 y 22, decisión que tomaron los propietarios reunidos en la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu).

La medida se adoptará en protesta por el congelamiento de las «bonificaciones» que reciben de Ancap. Sí habrá atención en los minimercados que hay en muchas estaciones de servicio.

La ministra de Industria, Carolina Cosse, dijo que con el cambio en el modelo de distribución de Ancap se favorecerá a las estaciones de servicio más pequeñas y dijo que un eventual paro de estacioneros supondría que no se cumplirían contratos.

Al hablar luego de realizar una presentación en un evento de la Asociación de Dirigentes de Marketing, la ministra señaló que” habrá una distribución por franjas que va a beneficiar a más de 240 estaciones de un total de 470 y pico”.

«Tenemos que bajar US$ 320 millones de dólares. Tenemos que bajarlos. Es así. Es un impacto muy grande. Tenemos que emprolijar Ancap. El primer paso en este sentido es bajar la parte de distribución. Tenemos que hacer todos un esfuerzo y lo que tenemos que hacer es no perjudicar a los más pequeños. Hemos planteado este esquema por el cual las estaciones que venden menos van a ganar igual o más”, argumentó la ministra.

 

Fuente: El País.

Foto: : A. Colmegna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com