Luego de haber visto a tanta gente trabajar con esfuerzo y alegría para que cientos de nacionalistas nos hayamos reencontrado en el III Congreso Departamental de Aire Fresco, el pasado sábado en el Club Saladero, puedo decir con enorme alegría que la realización del mismo fue todo un éxito.
No solo por la cantidad de gente que participó de la actividad, sino por las ganas, el entusiasmo y la alegría con la que dirigentes, militantes y simpatizantes se acercaron a darnos su respaldo, a escucharnos, a dialogar junto a nosotros y a decirnos qué es lo que quieren y qué cosas no, algo que para nosotros tiene un tremendo valor.
Todos los oradores, que fuimos once en total, junto a nuestro líder el senador Luis Lacalle Pou, le dijimos a los presentes cuáles son las cosas que pensamos, cuáles son las que sentimos y qué es lo nosotros queremos para el futuro de nuestro departamento y del país.
No estamos en política para hacerle la guerra a nadie, estamos para sumar, para aportar ideas y para seguir marcando el camino pero sin movernos un centímetro de nuestra identidad partidaria, porque es la que nos transmite los valores que nos han legado quienes estuvieron antes y es lo que sin dudas, nos marca el camino.
No vinimos a la política para criticar, para señalarle a los demás lo mal que pueden estar haciendo las cosas por el mero hecho de oponernos, ni tampoco para cuestionar la postura personal de nadie, sino que venimos para decir lo que sentimos que podemos aportar. Sobre todo en este tiempo, en el que tanto el Uruguay como cualquier gobernante precisa de una oposición seria, responsable y comprometida con las causas a las que el país nos convoca y a eso vinimos, por eso seguimos en carrera cada día sin claudicar ni un solo momento.
Estamos en la actividad politica para hacer pesar el valor de nuestras ideas, exponerlas y defenderlas hasta lo último, manteniendo nuestro perfil que es lo que nos caracteriza, porque estamos dando una señal de que se puede caminar por la senda de la construcción desde el primer día para defender a los más débiles, con la igualdad de oportunidades y la justicia social como bandera, y no el mero discurso del creer que vale todo y que todo da lo mismo.
Agradecemos a los militantes que siempre están en todo momento y que se ponen el Partido al hombro, a quienes nos apoyan siempre y a quienes sin estar directamente metidos en el asunto, son capaces de decirnos lo que piensan sobre nuestro rumbo, ALERTANDONOS y CUIDANDO que no nos desviemos nunca de nuestro objetivo, que va de la mano con nuestra personalidad y con quienes siempre dijimos que éramos.
Somos gente de trabajo, honesta, con ideas y aportes que entendemos que podemos hacer para que Salto y su gente puedan prosperar, salir adelante y crecer en paz y con desarrollo sostenido.
El Partido Nacional siempre ha sido una colectividad seria ,que no inventa discursos con promesas incumplí les para ganar elecciones, sino que aporta ideas para sumar al país que todos queremos, con lealtad y compromiso. Eso quedó reflejado en nuestro último Congreso del cual solo tengo que agradecer porque fue una verdadera fiesta de todos los blancos, y de todos los ciudadanos de este Departamento muchos de ellos que jamás militaron políticamente y se acercaron para conocer los valores de nuestra colectividad que no se transforman con el tiempo y que son inclaudicables.
Seguiremos por ese camino. Gracias a todos ¡Viva el Partido Nacional!

Columna Diario Cambio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com