La Justicia ordenó el desalojo de la planta que estaba ocupada por los trabajadores. La empresa se mantiene firme en su decisión de no retomar a los funcionarios despedidos. El sindicato con apoyo del Pit-Cnt analiza profundizar las medidas gremiales.

Por otra, un grupo de trabajadores de la empresa SOMICAR SA que no están sindicalizados presentaron un recurso para poder trabajar. El gremio sostiene que la empresa quiere enfrentar a los trabajadores y reclama una posición más firme del Intendente Andrés Lima.

Las negociaciones que se han realizado en los últimos días no arrojaron resultados positivos. El gremio sostiene que hay suficientes elementos como para que la Intendencia de Salto rompa el acuerdo con la empresa que hoy administra el frigorífico. A todo esto, cabe la posibilidad de que el grupo inversor demande al Gobierno Departamental si esto ocurre. La situación es tensa. Las negociaciones se han llevado en un marco de gritos y fuertes posiciones. Lo cierto es que aún no hay acuerdo y en las próximas horas se podrían adoptar otras medidas gremiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com