La selección uruguaya sub 20 goleó 3-0 a Colombia en la tercera fecha del hexagonal final del Sudamericano sub 20 que se disputa en Ecuador y se clasificó por sexta vez consecutiva al Mundial de la categoría que este año se jugará en Corea del Sur a partir del 20 de mayo.
El equipo de Fabián Coito volvió a hacer gala de una envidiable solidez y construyó el triunfo con una férrea defensa, un equilibrado mediocampo y un ataque letal.
A los 40 minutos se puso en ventaja a través de un remate de Facundo Waller en la entrada al área en una pelota que le quedó alta pero que enganchó en forma perfecta para tirársela por encima del golero Manuel Arias.
La ventaja obligó a los colombianos a adelantar líneas para afrontar el complemento e ir en busca de la igualdad. Es que en la primera fecha habían igualado 1-1 con Venezuela y en la segunda perdido con Argentina 2-1 por lo que estaban obligados a sumar.
Uruguay aprovechó a la perfección esa escenografía y cada vez que se le presentaron los espacios los aprovechó en velocidad.
A los 64′, Agustín Canobbio –que recién había sustituido a Rodrigo Amaral– dejó de cara al arco rival a Nicolás Schiappacasse y el delantero de Atlético de Madrid definió en forma notable para estampar el 2-0.
Los colombianos fueron presa de la impotencia y por esa razón vio tarjeta roja el zaguero Harold Balanta quien le aplicó un brutal codazo en la nuca a Canobbio en un forcejeo sobre la banda.
A los 82′ cerró la cuenta Nicolás De La Cruz a través de un tiro penal que le cometieron a él mismo cuando estaba a punto de definir en el área chica.
Este miércoles, a la hora 20.15, Uruguay enfrentará a Venezuela con el que empató 0-0 en el debut del grupo B. El sábado, hora 22, cerrará su participación ante el local Ecuador que al cierre de esta edición se medía con Argentina.
La celeste, además de clasificar al Mundial, dio un significativo paso para reconquistar el torneo que ganó por última vez en Ecuador 1981.
Uruguay ganó siete títulos a lo largo de su historia siendo el segundo más ganador detrás de Brasil, con 11 conquistas.
El equipo de Coito sigue invicto a lo largo de todo el torneo ya que en la serie empató con Venezuela y Argentina (3-3) para después ganarle a Perú (2-0) y Bolivia (3-0).
El equipo logró otra solidez en el mediocampo a partir del juego ante Perú donde el volante de Defensor Sporting Carlos Benavídez entró en lugar del suspendido Rodrigo Bentancur.
Benavídez se convirtió en el doble cinco táctico ideal para cerrar espacios, recuperar, hacer relevos y permitirle a su ladero soltarse en ofensiva con pelota o adelantarse a presionar.
Cuando volvió Bentancur, Facundo Waller pasó a la banda izquierda donde se habían alternado Marcelo Saracchi y Agustín Canobbio. El hombre de Plaza Colonia jugó un torneo muy parejo y se destacó en todos los partidos.
Por acumulación de amarillas, Agustín Rogel se perderá el próximo partido por lo que seguramente reaparezca Santiago Bueno, flamante fichaje de Barcelona.
Uruguay, que parece no sentir los 2.800 metros de altura de Quito, juega, gana, golea y también ilusiona con la copa.
Fuente: Referi.uy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com