El Frente Amplio de Salto vive una crisis histórica que pone en riesgo una posible reelección, así lo consideran varios referentes de la coalición de izquierda. Reclaman al Intendente Andrés Lima autocrítica y unidad para poder elaborar una hoja de ruta que permita salir de los problemas internos que golpea al Frente Amplio en la actualidad.

Nunca antes un Gobierno Departamental perdió la posibilidad de gobernar con su presupuesto. Sin embargo, el Intendente Lima denunció a ediles del Frente Amplio por el presunto delito de adulteración de boletas, hecho que aún sigue en la órbita judicial y   que según fuentes extraoficiales, la Intendencia nunca presentó documentación firme que compruebe lo denunciado. La denuncia del Intendente se realizó a días de la votación del presupuesto departamental. Esta situación determinó que tres ediles oficialistas optaron por no acompañar la iniciativa del gobierno. El edil Martín Pertusatti no relacionó el hecho a la denuncia realizada por Lima, sino por considerar que el presupuesto presentado no era bueno para Salto. Tanto que el Frente Amplio criticó al exintendente Germán Coutinho, tuvo que gobernar con su presupuesto.

Pero eso no fue todo, los problemas internos derivaron en varios conflictos y decisiones que perjudicaron al gobierno departamental. Los ediles del Frente Amplio pusieron en la presidencia de la Junta Departamental al Partido Colorado. Configurando de esta forma en otro hecho histórico para Salto, nunca antes se gobernó con un partido político en la Junta y otro en el Ejecutivo.

La famosa modificación presupuestal fue otro de los temas que dividió al Frente Amplio. Tal como informó Tiempo de Noticias, autoridades de la Mesa Política del Frente Amplio acusaron a ediles oficialistas que traidores por votar la modificación presupuestal. Si bien dicha iniciativa comenzó en la primera presidencia del Frente Amplio en la Junta de la presente legislatura , luego de que el Partido Colorado accedió al gobierno en la Junta, la idea no era acompañarla ahora, sino cuando se recupere el gobierno en dicho ámbito. Sin embargo, cinco ediles del Frente Amplio votaron a favor de la modificación presupuestal, la que fue aprobada por una importante mayoría. La Mesa Política se reunirá el martes para discutir el futuro de estos ediles, aunque ya adelantaron la posibilidad de la expulsión.

Varios dirigentes frenteamplistas manifestaron su preocupación por esta crisis interna y aseguran que se está hipotecando la posibilidad de ganar nuevamente en Salto.

La edil Soledad Marazzano se refirió al tema en las redes sociales y dijo que los responsables de esta situación no hay que buscarlos afuera sino adentro del Frente Amplio.

“Tiempo de aguas crecidas, revueltas. Fuera de lugar. Los principios y las conductas alejadas de la ideología nos hacen confirmar que ganar con votos juntados no garantiza una buena gestión. Se gobierna juntos, Presidencia y Parlamento, Intendencias y Junta Departamental. En Salto hace rato esto no pasa. A la responsabilidad no la busquemos afuera del Frente Amplio. ¿Estamos a tiempo de que una represa controle esto y vuelva el agua a su cauce?.

La reflexión de la edil Marazzano fue compartida por el exintendente Ramón Fonticiella que al respecto dijo que “Certero análisis, de causas y efectos. Habrá oídos y acciones?”. De la misma forma la dirigente de la Vertiente Artiguista y ex directora del gobierno de Lima, María de los Ángeles Machado compartió los dichos de Marazzano.

Por su parte, dirigentes allegados al Intendente Andrés Lima consideran que los ataques a la interna y a su gestión se deben a problemas del pasado y cruces con determinados dirigentes y sectores. Entienden que se viene realizando una buena gestión y discrepan con las manifestaciones realizadas por dirigentes del FA.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com