La Junta Departamental de Salto sesionó en forma extraordinaria en la noche del pasado lunes para homenajear al ex Presidente Jorge Batlle. La emotiva ceremonia fue encabezada por familiares de Batlle y los Representantes Nacionales, Germán Coutinho, José Amorin Batlle y Tabaré Leivas.

La edil de Vamos Salto, María de los Ángeles Márquez se refirió a este homenaje.

Bienvenida la familia del presidente, bienvenidos los legisladores nacionales y departamentales, bienvenido el comité ejecutivo departamental del partido colorado, bienvenidas las autoridades de otros partidos, bienvenidos los amigos todos a esta casa legislativa de Salto. Es un honor, los recibimos con mucho cariño sobre todas las cosas.

Sin lugar a dudas, sugerir, plantear un homenaje para el Dr. Jorge Luis Batlle Ibañez nos implicó una gran emoción y responsabilidad, algo que entendíamos Salto le estaba debiendo al  presidente. Algo  Sencillo  pero sentido, un  homenaje merecido sin lugar a dudas.

Y Cómo homenajear a una persona, a un uruguayo con tanta trayectoria y méritos y con una tradición familiar tan extensa y profunda!,  con esa personalidad avasallante, uno pierde la dimensión, no es fácil.

El que nació un 25 de octubre de 1.927 en Mdeo  en la quinta de sus padres: el presidente Luis Batlle Berres y Matilde Ibañez.  Que a los 6 años vivió en Argentina y en Brasil huyendo junto a sus padres de la dictadura de Terra y a su decir “ perteneció al Estado uruguayo por accesión”.  El que estudió en el colegio alemán y luego en el colegio y liceo Elbio Fernández, el que en 1956 se recibió de doctor en Derecho y Ciencias Sociales pero no ejerció su profesión ya que se dedicó al estudio de la economía política.

Hombre de dos matrimonios, el primero con la argentina Noemí Lamuraglia con quien tuvo dos Hijos. El segundo con su actual viuda Mercedes Menafra Rodríguez con la cual no tuvo descendencia.

Repasando sus primeros pasos en política: en 1942, elecciones internas, en 1959 fue diputado por Mdeo.  banca para la que fue reelecto hasta el año 1967. Candidato a la Presidencia de la República en 1966, 1971, 1989 y 1994.  Durante la dictadura  de 1973 a 1984 fue detenido por las fuerzas armadas y condenado al delito de “ataque a la fuerza moral de las Fuerzas Armadas”, liberado estuvo exiliado en Brasil y en todas esas etapas nunca dejó de hacer política.

En 1985 asumió como senador hasta 1990 retomando dicho cargo en 1995. En abril de 1999 gana las elecciones internas del Partido Colorado, en marzo del 2000 asumió como Presidente de todos los uruguayos. Fue jefe de Estado hasta el 2005 enfrentando una de las peores crisis del Uruguay.

Este provocador, de casi  89 años, que fue tantas cosas!  El presidente, el senador, el diputado, el que era fácil admirar y quedar fascinado escuchándolo porque trascendía  con sus discursos  y sus ideas y que también era fácil enojarse con él, como lo hacían muchos que no aceptaban tanta sinceridad  y franqueza junta.  El gran defensor de las libertades, el defensor de la democracia por sobre todas las cosas.

Un optimista permanente, el que nunca se entregaba, ese que era difícil seguirle el ritmo, el que tenía una energía alcalina si se me permite.

El que crecía  ante las adversidades y los momentos difíciles, el exigente Jorge Batlle.

El que luchó por  la reapertura de Maroñas y recibió el agradecimiento de toda la familia del turf  porque  más de 40.000 personas   iban a depender de una u otra manera de esa reapertura.

El que daba conferencias en París en una época muy brava del país. Y el que pasó “como la mona” según sus palabras, en época de dictadura.  Y que en el 2000 cuando asumió la presidencia la primer palabra en la que pensó fue: RESPONSABILIDAD  ;  en sus palabras “Yo había vivido en una familia donde por generaciones había un Presidente de la República, por lo tanto la responsabilidad la asumía conmigo, con el país, y también con los otros.”

 

El que logró emblemáticamente la conformación de la comisión para la paz, un camino que se debía recorrer, y consiguió  sentar  a  la mesa  a todas las partes.

El que fascinaba a los jóvenes, la llegada que el doctor Batlle tenía con los jóvenes no era común, tenía fans y algunos hasta le decían profeta y él con gusto les prestaba libros.

La memoria del dr. Batlle! , la inteligencia!. La simpatía!, el carisma. El coraje!, la valentía!  El que se batió a duelo a sable con Manuel Flores Mora aunque no estaba de acuerdo con los duelos.

El político genuino que sirvió una vida entera a su Partido Colorado y al país.

Las últimas dos veces que pudimos cruzar unas palabras con el presidente:  fue en la Udelar, en la regional norte en el marco del proyecto “La Regional Norte en el Bicentenario” donde se hizo el ciclo de charlas de expresidentes  Y el presidente Batlle fue el que inició el ciclo de charlas,! lo que hizo reflexionar con sus palabras ese día sobre el Uruguay del 2.050!,  fue impresionante!, la visión de Batlle, la cantidad de jóvenes que asistieron! Cómo proyectó el futuro del país. Y siempre mostrando la realidad actual del país y los problemas que presenta el Uruguay en la actualidad.  Y la segunda fue en la fonoplatea de la ex radio Cultural, en ocasión de la presentación del libro “Lorenzo” de Marcos Cantera Carlomagno que estuvo a cargo del presidente la presentación, el amor de sus palabras para sus antepasados,  para esa dinastía de 4 presidentes Batlle (por ahora), sus frases!, emocionado,  “discúlpenme si me emociono, yo formo parte de una familia de conocidos llorones, y así como me emociono rápido me caliento rápido también”…… frase que escuchamos en más de una ocasión.

El que fue aficionado a la filatelia cuando joven, el que plantó verdura y arroz, el que hizo ladrillos. El que, en sus palabras, “si no hubiera sido político sería profesor”.

El periodista radial, el que tuvo una audición de Jazz, el columnista de diario, aunque él mismo se definió como “ hombre de radio”.

El que se preocupaba mucho por los problemas de la actualidad, se inquietaba por la situación económica, por el enfrentamiento tremendo entre figuras muy importantes de la política,  por la integración en acuerdos regionales, por  la educación,  por  la energía, insistía mucho en que debíamos tener una energía barata, y mencionaba la energía nuclear; aseguraba que sin estos logros el país no competía. En su expresión: “o usted se incorpora al mundo o el mundo lo desprecia, pasa por al lado y no lo saluda”.

El que creía que en la política existe la ética y que no hay una moral pública y otra privada, que  es una sola.

 

El que no tenía miedo a la vida, ni miedo a la muerte,  el  familiero que defendió sus hijos con uñas y dientes, el  que decía riéndose que iba a festejar los 100 años junto a su hermana Matilde “Pona”.

 

Para finalizar, quiero cerrar con una frase donde él mismo definió su mejor virtud y su peor defecto en el año 2015: “Mi mayor virtud es decir las cosas que me salen del estómago sin pensar si me van a hacer daño, yo digo lo que siento, soy demasiado franco, creo en lo que digo y me tiro al agua,… mi peor defecto es que soy terriblemente imprudente, pero ya no tengo arreglo”.

 

Gracias Dr. Jorge Batlle Ibáñez por todo lo que usted, en el acierto o en el error ha hecho por el Uruguay y por el Partido Colorado!

 

SALUD PRESIDENTE  BATLLE!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com