Hay un detenido por el asesinato del médico de Casupá Mario Wesley Bautista, cuyo cadaver apareció semidesnudo y con cortes diversos en su casa. El o los autores del ataque intentaron incendiar su finca para esconder pruebas materiales.

Bautista tenía 33 años y se recibió en Cuba. En 2010 revalidó su título en Uruguay y posteriormente viajó al Congo con la misión militar uruguaya que trabaja en Naciones Unidas.

Trabajaba en servicios de salud del departamento y además tenía una fuerte actividad social en la ciudad en la que se radicó, pese a tener familia en Salto.

Presidía un club local y en la noche de su muerte había tenido reunión de directiva.

La televisión de Florida emitió esta entrevista a Bautista Chamorro con motivo de un evento organizado por su club. En la nota, el médico contó cómo se radicó en la localidad y por qué le gustaba tanto vivir allí.

 

Subrayado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com