AIRES DEL NORTE

Nicolás Urrutia integra un grupo de vecinos con una propuesta para solucionar las inundaciones que hoy afectan a más de 3000 personas en la zona. Urrutia dijo que la instalación de un dique solucionó los problemas en Concordia y que en Uruguay se dice que “costará mucho” y creará una sensación de “falsa seguridad”.

En Salto, ante la periodicidad de las inundaciones que afectan a los habitantes de la capital, un grupo de vecinos presentó a las autoridades locales y nacionales una posible solución a este problema endémico. En abril de 2016, cuando el Consejo de Ministros se trasladó a Salto, estos vecinos entregaron una carta donde planteaban la idea de construir un dique para el Arroyo Sauzal, en cuya zona de influencia vivía la mayoría de los firmantes.

Nicolás Urrutia, vocero de este grupo de vecinos, dijo que una de las causas de estas inundaciones frecuentes es la deforestación para cultivos de soja que se están dando en Misiones, Corrientes y Brasil, ya que absorben diez veces menos agua que los bosques nativos.

Urrutia dijo que una creciente normal es de 11 metros. Hoy, la creciente es de 15,10 y, si hay más precipitaciones, podría llegar a 15,90.

“En su momento lo que planteamos era hacer un dique para el Sauzal, un dique es una estructura que limitaría el ingreso del río hacia el arroyo. Ahora, con la recurrencia de la creciente, que supuestamente iba a ser cada 15 años, planteamos el hecho de que sea una defensa que cubra las dos entradas, la del Ceibal y el Sauzal”, contó.

Urrutia dijo que en Concordia instalaron un dique que “salva a unas 13 mil personas de que les ingrese el río hacia sus hogares”. En este momento, en la ciudad argentina también hay desplazados pero no en esa zona.

“Hemos escuchado a los críticos de este planteo, dicen que cambiaría paisajísticamente, que costaría mucho, también plantean que crea una falsa seguridad y nos plantean el tema de Nueva Orleans, cuando las defensas con el huracán Katrina cedieron, se rompieron e inundó una enorme cantidad de población”.

“No es cuestión de plantear el miedo sino la solución y de no poner excusas para no hacerlo. Yo no soy técnico, lo que estoy pidiendo, junto a una cantidad importante de vecinos, es que se empiece a estudiar si es posible hacerlo o no”, manifestó.

Fuente El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com