AIRES DEL NORTE

Ediles del Partido Colorado, Partido Nacional, Partido de la Gente y Frente Amplio, votaron la conformación de una Comisión Investigadora para analizar las denuncias sobre persecución a funcionarios de la Intendencia de Salto por parte de la actual administración encabezada por el Dr. Andrés Lima.

La edil de Vamos Salto, María de los Ángeles Márquez fundamentó su voto positivo para la conformación de la Investigadora. Al respecto sostuvo que «Por resolución No 45 en octubre del 2015 los ediles del partido colorado Mauricio Silea, Carmen Ortiz, Agustina Viera, Estela Magnín, Lourdes Acevedo, Amalio Silva, Heber Gimenez, José Alberto Villas Boas y quien habla le solicitamos a esta Junta conformar una comisión investigadora por presuntas persecuciones a funcionarios del Gobierno Departamental. La misma lamentablemente no se aprobó el 6 de noviembre del 2015 a pesar de haber tenido un informe en positivo de parte de los integrantes de la pre- investigadora; los ediles Carlos Beasley, Gustavo Grassi y Gustavo Coronel.

Hace unos días atrás realizamos la misma solicitud conociendo realidades de funcionarios que se sienten perseguidos desde aquél entonces y nuevos casos. Hay funcionarios que no están pasando bien y por eso entendemos que la denuncia posee una entidad que amerita la investigación de hechos: el traslado sin motivos, varios traslados en un solo año,  baja en la cantidad de horas arbitrariamente, quita de beneficios; para mí, eso es la entidad de la denuncia y la tiene.

Sobre si el origen de la denuncia es serio, entendemos que es muy serio; si un funcionario se acerca a un representante de los salteños y está dispuesto a exponer su situación en una comisión investigadora, a presentar testimonios, testigos, documentos, resoluciones, debemos tomarlo en serio y considerar investigar. Además, si las personas se acercan a los ediles es porque  otras vías para reclamar,  administrativas y gremiales no les brindan confianza para hacerlo.

Acerca de la oportunidad y procedencia de la investigación, oportunidad era en 2015 cuando solicitamos investigar y oportunidad es ahora; donde sólo un funcionario se sienta perseguido ya hay oportunidad y hay que proceder a investigar.

Nos piden nombres, quieren caras,  para qué? Para marcarlos más? Para perseguirlos más? Qué garantías puede darnos un intendente que cesó 252 funcionarios porque pensaban distinto? Qué garantías pueden darnos si a dos días de que un funcionario hizo una reunión política en su casa (porque lo puede hacer fuera de horario de trabajo) lo trasladaron, qué garantías tenemos que no los van a perseguir más? A reducir más horas? A expulsarlo del gremio? A no asignarle tarea? Ninguna garantía. Ya lo han hecho repetidas veces. Votemos la investigadora y vendrán los que se sienten perseguidos a contar sus verdades con la garantía que les da una comisión integrada por todos los partidos. Es lo mínimo que merecen los funcionarios para garantizar sus derechos individuales.

Por lo tanto, hoy hay funcionarios en la intendencia de Salto que se sienten víctimas de una injusticia, que se sienten discriminados por pensar distinto, que no se sienten defendidos, amparados, necesitan un espacio de investigación. Cuál es el objetivo de perseguirlos, de acosarlos, de trasladarlos reiteradamente, de no asignarles tarea, de hacer una resolución mordaza para que no hablen? Y no es otra cosa más que la represión, el terror, sembrar el miedo, y si no lo echo por lo menos lo anulo psicológicamente, le aplico violencia simbólica, lo identifico y lo anulo para tenerlo debilitado en las próximas elecciones. Y se ve como enemigo todo funcionario que cuestiona, que tiene iniciativa propia, que no se somete sumisamente. Y así va ingresando el miedo, la mordaza, la amenaza, y la familia se preocupa y les pide a los funcionarios que se callen si ven que un superior realizó un acto ilegal porque no quieren tener su madre o padre con un nivel de stress tremendo. No se puede permitir que se intimide a los funcionarios,  porque no son sólo las personas que se sientes perseguidas, son sus familias y el círculo cercano que también sufren la persecución. Y la realidad por lo general supera las estadísticas y deben ser más que los que han denunciado hasta ahora.

En una comisión pre-investigadora difícilmente se presenten elementos de entrada que sean pruebas, se narran hechos, las pruebas se presentan en la comisión investigadora. Por eso se habla de que debería primar el criterio de amplitud y de buena voluntad y sólo por eso ya habría que votarla.

Hoy la Junta Departamental, el órgano más representativo y democrático si los hay nos da una nueva oportunidad, la de demostrar que queremos que las dudas se aclaren, que estamos dispuestos a investigar y si no es verdad que algunos funcionarios están siendo perseguidos quedará en evidencia que son caprichos o rumores malintencionados. Si  no votamos la comisión investigadora  generamos y aumentamos más dudas y si no votamos la investigadora es porque evidentemente la persecución es real, no hay otra interpretación. La mejor prueba de que las persecuciones no existen sólo en dictaduras sino también en democracia es si no investigamos y demuestra una falta total de valentía política.   La persecución inevitablemente genera desconfianza, odio, violencia, intolerancia, resentimiento. Y por eso hay que denunciar, si no se denuncian los atropellos y excesos estamos avalando por omisión y nosotros no vamos a ser omisos.

Quién va a defender estos funcionarios si nosotros no investigamos? Si no investigamos los estamos acorralando, los estamos empujando a la depresión. La persecución sólo demuestra la soberbia y la incapacidad de las autoridades, los problemas de autoestima de los jerarcas que persiguen.

A la Junta se nos da constitucionalmente la potestad de controlar. Entonces, por qué no habilitar una comisión investigadora?».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com