Los trabajadores de la Intendencia de Salto son los principales afectados por las dificultades económicas en la gestión del Intendente Andrés Lima.

Las autoridades del Gobierno Departamental adoptaron una serie de medidas con el propósito de evitar problemas mayores. Entre esas medidas, el Intendente Lima resolvió recortar las horas de trabajo a los funcionarios de todos los sectores.

Dirigentes de la lista 77 de Adeoms – hoy expulsados por el oficialismo del sindicato- denunciaron que la gestión del Intendente Lima afronta dificultades económicas y cuestionaron el manejo financiero de las autoridades de la comuna.

Trabajadores de diferentes sectores de la Intendencia, denunciaron que hace varios días no cuentan con materiales de trabajo ni herramientas para sus tareas diarias. El gobierno departamental resolvió demorar el inicio de algunas obras por falta de recursos.

La mayor preocupación de los funcionarios radica en la adecuación que se viene realizando. Hay temor entre los trabajadores por la posibilidad de que la Intendencia no pueda cumplir con las obligaciones asumidas.

El gobierno del Intendente Lima anunció la compra de ómnibus, maquinaria, mejoras varias, pero nada de eso se concretó hasta el momento. ¿Es por la falta de dinero? ¿Hay obras frenadas por la falta de recursos?

Otro aspecto que se viene manejando y genera enorme preocupación en la interna de los municipales. Y por lo cual quieren conocer una versión oficial de las autoridades, es si existen problemas para el pago de los salarios a futuro.

De todo esto, nada dice por el momento las autoridades del sindicato de ADEOMS, principal aliado del gobierno del Frente Amplio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com