Por María de los Ángeles Márquez.

Celebramos la iniciativa de homenajear de alguna manera al personal del Ejército, de la Policía, de la Prefectura Naval, de Bomberos, de la Intendencia de Salto; y en ellos también se reconoce a  instituciones públicas y a muchas otras instituciones, grupos, personas individuales que colaboraron de muchas formas, a veces de manera silenciosa en esta situación que lamentablemente se dio en el departamento.

Justo reconocimiento, apropiado y oportuno, porque además de cumplir con su tarea le ponen ese plus de buena voluntad, de humanidad, de solidaridad, de relaciones públicas y dedicación que tanto bien hace a las personas que están pasando por momentos difíciles.  Porque no es lo mismo que me sirvan un plato de comida con mala cara a que me lo sirvan con amabilidad y gusto. Y ese plus se vio en estos tristes acontecimientos. Un trabajador que además de hacer su trabajo está motivado a hacerlo de manera correcta tiende a la excelencia. Y lo agradezco como salteña. La palabra de aliento, el agradecimiento, el reconocimiento siempre une, no divide. No hicieron el trabajo para recibir reconocimientos pero si el reconocimiento está seguramente es bienvenido.

Y reconocemos estos buenos desempeños porque además muestran modelos de actuación, es importante el estímulo y el ejemplo. Seguramente este tipo de acciones que ustedes realizaron entusiasmarán a más personas que se impulsarán a sumarse a las acciones positivas cuando encontramos momentos difíciles, como dicen por ahí “la palabra convence pero el ejemplo arrastra” y es nuestro deseo que arrastren a más personas con estos ejemplos.

 Entonces por qué votamos gustosamente hacer este reconocimiento: porque es un deber reconocer al que se lo merece, porque el esfuerzo de un trabajador suma y enriquece al colectivo, porque se trabaja mejor cuando se sabe que se reconoce el esfuerzo, porque se hace justicia con estas instituciones y de manera pública, porque además del trabajo está el servicio desinteresado que realizaron.  Y qué mejor lugar que la Junta Departamental para estos reconocimientos? La casa de todos los salteños.

 Capítulo aparte el valor en el sentido de valentía y la disciplina. Muchas veces ustedes no son los más recordados para recibir reconocimientos, incluso se escuchan frases despectivas a veces, fuera de lugar sin dudas, pero son los primeros que llamamos cuando nos apremia un desastre. Y sabiendo que pueden rescatar algún rechazo el trabajo se hace de buena gana igual. Yo quiero destacar eso.

En las últimas inundaciones integramos un equipo de trabajo que tuvo una participación muy activa, sin fotos, pero con la solidaridad de muchos salteños y no salteños se logró ayudar a muchas familias. Y en esos recorridos, con múltiples anécdotas voy a nombrar una que puede parecer no muy significativa, sin embargo, habla de la vecindad solidaria. En calle República Italiana donde había múltiples carpas instaladas había una señora mayor que prestaba su casa para que los inundados que allí se instalaron en carpas se bañaran, entonces en varias ocasiones se veía larga cola de personas esperando turno para bañarse y no conforme con eso, les tenía preparadas mudas de ropa clasificada por edades para que luego del baño se pusieran esa ropa limpia. Yo siento que en ustedes también reconocemos a esta señora ya que sería imposible traer aquí a todas las personas que ayudaron solidariamente.

Como decía la Madre Teresa de Calcuta “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”. Gracias por ser esas gotas que conformaron un gran mar solidario.

Edil – Vicepresidente – Mtra. María de los Ángeles Márquez

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com