AIRES DEL NORTE

Enorme malestar entre los usuarios del servicio de ómnibus de la Intendencia de Salto por las dificultades diarias. Coches rotos, falta de limpieza y hasta principios de incendio, son algunos de los hechos que a diario se registran. Incluso, un chófer tuvo que cambiar tres veces de ómnibus en dos horas por problemas mecánicos.

La falta de inversión en el servicio de ómnibus por parte de las autoridades de la Intendencia de Salto, lleva a que miles de salteños lleguen tarde a trabajar, estudiar o una consulta con el médico. Si el servicio funciona con todas estas dificultades es gracias a la voluntad de los funcionarios, quienes reclaman al gobierno de Andrés Lima una real inversión para el sector.

Lo real es que viajar en el servicio de la Intendencia de Salto es una real odisea. Salir sin saber a qué hora vas a llegar a destino, rezar para que el coche no se rompa y si estas con mucha suerte, viajar en una unidad limpia. Se nota una dejadez por parte de las autoridades de la comuna. Queda claro que mejorar el servicio de ómnibus, no es una prioridad para este gobierno. La imagen que ilustra la presente nota fue tomada por un usuario del servicio, un coche con tierra y papeles. Un lamentable servicio.

Si bien el Intendente Andrés Lima prometió en campaña electoral que durante su administración la gente iba a viajar mejor, rumbo al tercer año de gestión queda claro que solamente fue otra mentira de campaña electoral. Lejos de viajar mejor, la gente viaja peor y a un precio mayor. Porque tampoco se olvida que prometió que en su gobierno el boleto se mantendría a $ 6. La mentira duro poco y al tercer día de gobierno anunció la suba a $ 10. Pero el gobierno iba por más y propuso una suba del boleto superior, la presión social y las masivas críticas al gobierno, frenaron la suba.

Ya nos olvidamos la cantidad de veces que se anunció la compra de nuevas unidades, que este mes, que el mes que viene, que el otro y el otro, pero seguimos esperando los famosos coches nuevos. En tres años de gestión, siguen circulando los ómnibus comprados durante el gobierno de Ramón Fonticiella y Germán Coutinho.

¿Hasta cuando la gente viajará en estas pésimas condiciones? Más de 1 millón de dólares va gastando Andrés Lima en publicidad, eso explica la saturación de su presencia en los medios de comunicación, para no decir nada. ¿ Y si gastamos menos dinero en publicidad y compramos ómnibus para que los usuarios viajen mejor? ¿Qué dice el Frente Amplio de Salto ante esto? ¿Nadie se va a preocupar y ocupar de las condiciones en las que viaja la gente hoy? En horas pico los coches van desbordados de personas, mucho más de lo que se establece. Parece no importarle al Intendente. No se olvide Intendente que usted prometió otra cosa. O nos volvió a mentir?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com