Por Nicolás Rodríguez.

Mejorar el servicio de ómnibus no es una prioridad para el Gobierno del Intendente Andrés Lima. Y eso queda claro en tanto que en lo que va de su administración poco se hizo para brindar un servicio acorde a los usuarios. A diario las personas tienen que cambiar dos o tres veces de coches, esperar más de 40 minutos que llegue un remplazo,unidades que debido al recalentamiento del motor se prendieron fuego, etc.

Todo esto determina en llegadas tardes a trabajar, perder horas con el médico, por suerte estamos en vacaciones, pero los estudiantes también son otros perjudicados por no invertir en mejorar el servicio de ómnibus. Desde la Intendencia se anunció en varias ocasiones la compra de nuevas unidades, lo cierto es que ya estamos en la mitad de la gestión y nada nuevo se compró. Los únicos coches nuevos que están trabajando son los de la administración de Germán Coutinho, a quien tanto el Frente Amplio criticó.

Nadie del gobierno departamental explicó cual es el motivo de la demora de la compra de los nuevos coches, ¿Falta dinero? No creo, si la Intendencia va gastando más de 1,5 millón de dólares en publicidad, si más de un millón y medio de dólares en publicidad. ¿Cuántos ómnibus podemos comprar con ese dinero? ¿Cuántas viviendas se pueden construir con ese dinero? ¿Cuántas calles se pueden reparar? ¿Cuántas familias humildes podemos ayudar?. ¿Cuál es la necesidad de salir todos los días en la televisión, radios, diarios, portales?.

Hoy es imposible viajar en el servicio de ómnibus de la Intendencia. Pues no sabemos a que hora vamos a llegar a destino. Tanto se criticó a la anterior administración y hoy se improvisa  de una forma alarmante. Salto en el podio del desempleo, no llegan inversiones, no hay nuevas fuentes de empleo, la inseguridad es alarmante, los servicios de la Intendencia dan pena. Y para colmo comenzamos el año 2018 con un tarifazo, no sólo de las tarifas públicas, sino desde la Intendencia con aumento de la contribución urbana, tasas de barrido, recolección, alumbrado público, etc…..

¿Hasta cuándo los salteños vamos a viajar en estas pésimas condiciones? Rumbo al tercer año de gestión queda en claro que la Intendencia de Salto les quedó enorme, con salarios de casi 400.0000 el Intendente y sus directores más de 100.000, los salteños esperamos mucho más de este gobierno. En campaña electoral nos prometieron que con Andrés Lima íbamos a vivir mejor, los salteños estamos comparando gestiones y queda en claro que eso no es así. Los salteños estamos viviendo peor que nunca con este gobierno.

Tanto que criticaron al gobierno de Coutinho pero en 5 años dejó muchas obras, sin aumentar un sólo impuesto, nadie pagó más durante el gobierno pasado. Quieren comparar? Bueno el 2018 comenzó con subas de contribución y todo tipo de tasas. Hasta subieron el precio de las termas y un peaje. Subieron el precio del boleto cuando prometieron en campaña electoral que se iba a mantener.

Para hacer un rápido repaso, podríamos decirles que el gobierno de Coutinho dejó piscinas en Saladero, Barrio Artigas, Palomar y la primera en el interior del departamento, en Valentín, donde el mismo Lima juntó firmas para oponerse al proyecto.

Los hogares de atención a Víctimas de Violencia Doméstica, otro para personas en situación de calle, una casa para adultos mayores, una casa de la Juventud, una casa de la Cultura, en proceso de se dejó y no se continúo de un hogar para personas con problemas de drogas.

Grandes proyectos de obras que mejorarán la calidad de vida de miles de personas en barrio Ceibal, un PIAI en Barrio Artigas, el proyecto Calafí, mejoras en caminería rural como el proyecto Laureles, viviendas para naranjeros, algunos de los tantos proyectos elaborados y financiados por la administración de Coutinho. Solamente un breve repaso de algunas cosas que se realizaron, suficiente para demostrar que lo anterior es mucho mejor que lo presente. Podríamos señalar todos los errores que quieran del gobierno pasado, pero nadie puede discutir que se hicieron muchas cosas más que este gobierno actual. Que antes se vivía mejor porque las obras estaban, que nadie pagó ni un solo aumento de impuestos, y hoy sí.

Tapar un pozo y salir en los diarios no es una obra. Incluso, en forma increíble, ayer se inauguró un canalón de pocos metros en barrio Parque Solari. Cosas tan elementales y básicas que toda Intendencia tiene que hacer, pues acá se hace un acto y se corta cinta. El colmo del ridículo. SALTO se merece algo mejor, los salteños nos merecemos algo mejor.

Dejen de pensar en el gobierno anterior que tanto les quita el sueño y pongan sus energías en hacer algo por Salto. No estaría nada mal comenzar a trabajar. Van perdiendo casi 3 años. Les pido que me digan una obra en serio de este gobierno? pero una obra en serio, no las ridiculeces que vemos cada semana. No intenten compararse con el gobierno pasado, pues este breve resumen deja en claro que por Salto están haciendo muy poco.

Podrían comenzar por mejorar el servicio de ómnibus municipal. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com