Por Germán Coutinho.

Esta semana en la Comisión de Población, Desarrollo e Inclusión en el Senado de la República, convocamos junto a los legisladores de la oposición, a la Ministra de Desarrollo Social (MIDES) Marina Arismendi y también al Director del Instituto Nacional de Alimentación (INDA) Gerardo Lorbeer, principalmente para que nos informen de lo que han sido todas las reestructuras con respecto a determinados planes, en donde entre ellos se encuentra la modificación y el alcance de los programas vinculados a la alimentación de la población más vulnerable social, económica y biológicamente. Dichos cambios nos generaron preocupación en la comisión y por lo tanto decidimos convocar rápidamente a la Ministra del Mides y su equipo.

En esa extensa sesión de la Comisión, la Ministra Arismendi me manifestó que desde el gobierno de Salto le pidieron un aumento importante en tarjetas para canastas y tarjetas de emergencia, lo que expresaron como un logro para nuestro Departamento. A nosotros más que un logro nos genera tristeza y preocupación, porque esto significa un retroceso para Salto. Con mucha planificación y trabajo alcanzamos el podio de la ocupación, una situación particularmente diferente a lo que sucedía cuando llegamos al gobierno departamental y a lo que sucede actualmente. Hoy, pasamos a ser un departamento en emergencia.

Estamos de acuerdo en generar la ayuda necesaria para que quienes la necesitan puedan progresar, si, pero no estamos de acuerdo en catalogar como un logro que hubieran aumentado las tarjetas para Salto. Desde el gobierno departamental tienen que trabajar y apoyar a los empresarios de nuestro medio para que puedan prosperar y generar puestos de trabajo, así como también deben preocuparse por atraer inversiones que puedan llegar desde afuera del Departamento, así como nosotros lo supimos hacer durante los cinco años. Este gobierno durante más de una década ha perpetuado a muchos salteños a vivir de la emergencia y a no poder salir de las dificultades.

Esa realidad de retroceso podría ser otra si desde la Intendencia en lugar de estar todos los días con problemas políticos internos, entre directores que se van y vienen, o de preocuparse desde el primer día en ganar la próxima elección, asumieran las responsabilidad de trabajar por Salto, sobre los problemas que hoy se enfrentan y de las posibles salidas que se pueden encontrar, porque definitivamente no es un logro elevar el número de personas que dependerán de un plan del Mides.

Cada día somos más lo que sentimos que se necesita un cambio a nivel Nacional y Departamental por lo que, a 198 días de las internas, nosotros, con esperanza y responsabilidad reafirmamos nuestro compromiso y estamos convencidos de que con toda la ayuda de los que nos acompañan y los que se suman día a día vamos a lograr cambiar el gobierno para recuperar Salto y volver a posicionarlo como un gran Departamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com