El curioso incidente ocurrió a fines del mes pasado en una estación de servicio en la capital eslovaca, según reportara la agencia noticiosa TASR.

Durante la noche, un asaltante ingresó a una estación de servicio y agredió con violencia al empleado del lugar, propinándole un fuerte puñetazo en el rostro.

El trabajador logró huir hacia la trastienda del comercio. Mientras tanto, por una puerta trasera, ingresaba alguien a quien el reporte policial citado por la agencia describe como «una mujer misteriosa», dispuesta a ayudar a detener al criminal.

La «misteriosa» dama abordó al intruso y le practicó sexo oral para retenerlo allí hasta el arribo de la policía. Cuando los agentes llegaron a la estación, se encontraron con el asaltante y la desconocida samaritana semidesnudos en el suelo, conformando uno de los arrestos ciudadanos más extraños que se puedan imaginar.

Michal Szeiff, portavoz de la policía de Bratislava, dijo a TASR que «en una de las habitaciones, los oficiales vieron al hombre recibiendo servicios sexuales de la joven». El reporte detalla que, en el momento en que los policías ingresaron al lugar, la mujer les dijo: «llévenselo, yo ya no puedo más».

El informe no da cuenta de los motivos de la acción de la mujer, que bien pudo haber obrado para retener al delincuente como por miedo de ser agredida.

El asaltante, un hombre de 24 años y cuya identidad no fue divulgada, se resistió al arresto y debió ser reducido por la fuerza, según publicara el tabloide The Sun.

Montevideo Portal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com