Con un índice de 10,17, Paysandú volvió al nivel naranja de acuerdo a la incidencia de casos positivos de COVID-19 cada 100.000 habitantes, establecida por el Global Health Institute de Harvard. Ayer se diagnosticaron 24 nuevos casos, de los cuales 20 están relacionados al foco confirmado el miércoles en un residencial de personas mayores.

Los casos fueron detectados en integrantes de la familia propietaria y en personas alojadas en el residencial. Allí, de un total de 17 residentes, son 16 casos positivos desde el comienzo del foco. Los restantes cuatro corresponden a focos intrafamiliares cuyo nexos ya se encontraban en cuarentena y pertenecen a la ciudad de Paysandú.

Hay 103 personas que cursan la enfermedad, “uno solo internado en el área COVID de Comepa, no en CTI y más de 200 personas en cuarentena”, dijo a EL TELEGRAFO el director departamental de Salud, Carlos Leoni. Explicó que “el incremento de los casos se vinculan al movimiento de personas que retornaron de las vacaciones. Por eso, no es conveniente que durante 10 días tengan contactos con otras personas y lo ideal es que se realicen un hisopado al regresar.

En este caso, hay que extremar las medidas de prevención, como el uso continuo de tapaboca, distancia física –aún dentro de la misma vivienda– y uso de alcohol en gel”.

El Telégrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com