Entre la falta de mantenimiento y la intensas precipitaciones registradas en los últimos días, las calles de Salto están intransitables. El mal arreglo de las calles quedó en evidencia con las lluvias, los parches desaparecieron y los pozos pasaron a categoría cráter. El sentido común indica que la Intendencia de Salto debería tener varias cuadrillas en las calles para al menos tapar de urgencia los pozos. Cuadrillas que por ahora no vemos.


Miles de salteños pagaron sus impuestos durante el mes de enero, entre otras cosas para tener lo básico, calles en condiciones, recolección y alumbrado público. El famoso ABC de todo gobierno. Sin embargo, Salto pasó de capital termal a capital de pozos y basurales. Calles y avenidas con decenas de pozos en menos de 100 metros. Es imposible desviar alguno porque en definitiva pasas por otro más grande.


Preocupa la lentitud con que se arreglan las calles de Salto. Ya sin mencionar la utilización de materiales de mala calidad, los famosos parches que al menos por unos días te olvidas de los pozos. Si nadie del gobierno se avivó, le contamos que la lluvia empeoró el estado de las calles y avenidas. Urgente se necesitan cuadrillas para reparar las calles o al menos lo de siempre, un parche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com