En un trabajo conjunto entre Policía, Fiscalía y el Instituto Técnico Forense se trata de dilucidar el hecho en que una mujer de 32 años falleció como consecuencia de una sobredosis al tragarse varias cápsulas de cocaína para presuntamente evitar ser descubierta en un control policial de ruta 3. La fallecida poseía antecedentes penales por un delito vinculado al narcotráfico. Si bien la información se encuentra en reserva, puesto que aguardan las pericias de la autopsia, EL TELEGRAFO pudo saber de fuentes confiables que el episodio se desencadenó próximo a la 1.30 de la víspera cuando desde el hospital de Guichón se informó a la Policía de la muerte dudosa de una mujer. Este dato, que se refiere a cuando las causas no están claras o pueden tener otro trasfondo que la muerte natural, permitió a la Policía unir cabos. La investigación se centra en conocer la cantidad de droga que la mujer consumió, dónde la adquirió y si la sustancia era para abastecer alguna boca de venta, ya que no se descarta que se trataran de entre 30 y 50 cápsulas.

El Telégrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com