La delegada ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Mría Eugenia Almirón viene trabajando en varios temas con el fin de aportar a la construcción política y social del país.

La semana pasada, acompañando a Sandra González, la directora nacional del Centro de Atención a la Víctima de la Violencia y el Delito (CAVID) del Ministerio del Interior, con quien mantuvieron una reunión con el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto.

El CAVID se dedica además a prestar asistencia y contención a los policías que mantienen un nivel de stress por su labor cotidiana, además de asistir a las familias de los efectivos policiales caídos en cumplimiento del deber, como forma de contener las situaciones emocionales que padecen los mismos ante una tragedia.

Según afirmó María Eugenia Almirón, con Ayuto analizaron la situación actual de la Jefatura de Policía local para tener avances sobre estos temas. «Además se le transmitió al jefe de Policía de Salto que existe apoyo del Ministerio del Interior hacia esa Dirección Nacional, advirtiendo que sus recursos serán reforzados en la próxima rendición de cuentas para mejorar su desempeño», explicó Almirón.

«La idea es generar espacios regionales con la finalidad de tener un acercamiento mayor hacia el funcionario policial en todo el país, teniendo como norte la descentralización de las acciones de la dirección nacional de atención a las víctimas de violencia», indicó.  

Don`t copy text!