En barrio La Esperanza se realiza la instalación de la nueva red de alumbrado público en continuidad de lo proyectado por el Gobierno departamental de transformar, lo que hasta hace poco era un asentamiento, en un barrio con servicios y condiciones dignas para sus habitantes.

Andrés Lima señaló que la necesidad estaba porque después de la apertura de calles y facilitar las conexiones a los servicios esenciales, el siguiente paso lógico era el del embellecimiento del entorno y apostar a una mayor seguridad en horas nocturnas en el afán de mejorar la calidad de vida de los vecinos.

Julio Giovanoni, jefe de Alumbrado Público, dijo que llevan un 70% de la nueva red lumínica instalada y avanzan a buen ritmo con la colocación de todos los implementos necesarios para el correcto funcionamiento: desde el cableado, los portalámparas, las luces led y las columnas.

Ernesto Olivera, vecino del barrio y uno de los primeros habitantes de la zona fue enérgico al resaltar que La Esperanza es un barrio gracias a la Administración departamental que promovió las mejoras y ejecutó las obras necesarias para que Salto tenga un nuevo barrio donde la gente pueda vivir en condiciones dignas.

Por su parte, el director de Servicios Públicos, Mario Furtado, recordó que hasta hace un par de años ni siquiera había calles en el barrio y hoy los vecinos tienen acceso a la energía eléctrica, agua potable, conexión vial y la nueva iluminación.

Don`t copy text!