La fiscal pidió 180 días de preventiva pero la Justicia dictó 120 días por homicidio especialmente agravado por femicidio.

La Justicia de Paysandú imputó este miércoles al padrastro de la joven Shakira Morales de 20 años, asesinada en la capital departamental. La fiscal de Paysandú de 4º turno, Cecilia Irigoyen, logró la imputación del hombre por homicidio muy especialmente agravado por femicidio y pidió prisión preventiva por 180 días, pero la Justicia dictó 120 días, mientras se continúa con la investigación.

El cuerpo de la joven, desaparecida desde fines de mayo, fue hallado semienterrado en el predio de la casa de su padrastro, quien hasta el martes negaba conocer el paradero de Shakira.

Los vecinos fueron quienes alertaron a la Policía del olor nauseabundo que comenzaron a sentir en la vivienda del hombre y tras una orden de allanamiento encontraron el cuerpo. El padrastro fue detenido en el lugar y luego confesó el crimen.

La madre, la joven y un hermano de ella vivieron en esa casa del barrio Curupí, al norte de Paysandú, a unos 300 metros del río Uruguay, y que se fueron de allí porque el hombre golpeaba a la mujer.

En las últimas horas, vecinos del hombre prendieron fuego la precaria vivienda. Las imágenes del trabajo de Bomberos fueron publicadas por El Telégrafo. En la puerta del juzgado este miércoles hubo manifestaciones en reclamo de justicia.

Fuente: Subrayado

Don`t copy text!