AIRES DEL NORTE

Este jueves a la noche sesionó la Junta Departamental con el objetivo de recibir en sala a una delegación de funcionarios echados por el Intendente Andrés Lima. Los ex trabajadores señalaron las dificultades que están afrontando a un año de la decisión del Jefe Comunal.

El Intendente Lima dijo que no se “arrepiente” de ninguna decisión adoptada en su administración. Para la oposición el despido de 250 trabajadores fue una clara “persecución política” y criticaron la resolución del Jefe Comunal. Los ediles del Frente Amplio se retiraron de sala mientras que los representantes del Partido Colorado, Nacional y ediles independientes (ex Frente Amplio) escucharon a los cesados.

Mónica Palacios, representante de los funcionarios echados por el Intendente Andrés Lima dijo a Tiempo de Noticias que “En primer lugar queremos agradecer a los ediles que se quedaron en sala para escucharnos. En segundo lugar, lamentamos profundamente la posición de la dirigencia del Frente Amplio que se retiró de sala pero anteriormente votó en contra para no escucharnos. Es entendible, tienen que poner la cara y hacerse cargo del daño causado a familias humildes. Aquí hay un único responsable de tanto daño, ese es el Intendente Andrés Lima y su gobierno. A un año de esa decisión, tenemos compañeros que fallecieron en esta lucha, familias que sufren el desempleo, las dificultades y por una única razón, pensar distinto. Nosotros fuimos perseguidos por Andrés Lima y el Frente Amplio. El daño es irreparable pero la lucha seguirá hasta las últimas consecuencias. Lima gobierna con odio y haciendo daño, algo nunca visto en Salto. La lucha continúa y todo el país tiene que saber que si en Salto hay familias y niños pasando mal, el responsable es el Intendente Lima”.

Palacios dijo que “Dejamos al descubierto las mentiras del Intendente Andrés Lima durante la campaña electoral. Lima dijo que no iba a subir el boleto y lo subió, dijo que no iba a rebajar el salario a los trabajadores y los rebajó, dijo que iba a hacer obras y no trabajan, dijo que no iba a echar trabajadores y dejó en la calle a 250 familias. Y así podríamos seguir horas y horas. Tenemos un Intendente que no sabemos cuando dice la verdad, mintió tanto que ya no sabemos cuando habla en serio. Más del 90% de los trabajadores somos grados 3 y 5, es decir, trabajadores con salario mínimo. Mintió Lima cuando dijo que nos echaba porque no había dinero y al mes de asumir metió más de 100 personas y ya van más de 300. Lo de Lima fue persecución política”.

En próxima nota compartimos las exposiciones de los ediles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com