Los pasajeros y tripulantes de un ómnibus de la empresa Chadre, del grupo Agencia Central, debieron hacer transbordo hacia otra unidad luego de ser blanco de pedreas durante su pasaje por Canelones.
De acuerdo con información obtenida por EL TELEGRAFO, el ómnibus –que estaba con capacidad completa de pasajeros–, partió de Montevideo a las 13.30 con destino a Salto, donde debía arribar próximo a las 21. Tras pasar por la terminal de Canelones, el micro fue apedreado en su lateral derecho, viéndose afectadas dos ventanillas. No hubo que lamentar heridos, ya que los vidrios quedaron astillados por lo que se presume eran piedras chicas.
A unos kilómetros al norte del lugar del apedreo, se procedió al trasbordo de los pasajeros, lo que causó una demora de dos horas en el recorrido.

 

Fuente: El Telégrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com