El auto de procesamiento del juez Gustavo Iribarren señala que en los minutos previos al inicio del clásico, diversos grupos de parciales del Club Atlético Peñarol se apoderaron mediante sustracción de la mercadería y dinero de diferentes locales de expendio en la Ámsterdam.

Con los rostros cubiertos, personas que aún no fueron identificadas, amenazaron a los comerciantes y se llevaron unos $ 40.000, 400 latas de refrescos aproximadamente, 400 botellas de agua, cerca de un millar de hamburguesas, panchos, panes y varias garrafas de gas que estaban en los puestos, señala el auto de procesamiento.

Tras el robo, salieron de los túneles con la mercadería y se la ofrecieron a quienes estaban en la tribuna. Entre ellos, los siete procesados, que van de los 27 a los 18 años.

El juez Iribarren afirma que los mismos consumieron estos bienes a la vez que repartieron la mercadería, en “pleno conocimiento de que tales efectos eran producto de saqueo”. En algún caso “parte de las latas recibidas fueron lanzadas hacia la cancha”. Ademas el juez señala que alguno de ellos “hicieron alarde de su obtención” sacándose fotos que luego publicaron en las redes sociales.

“Si bien el delito de receptación prevé una pena mínima de prisión y si bien los indagados carecen de antecedentes penales, en atención a la gravedad que este tribunal atribuye a los hechos, los procesamientos se disponen con prisión preventiva”, se afirma en el escrito.

El tribunal juzga que los delitos relacionados “se enmarcan en una situación general de vandalismo que llevó a que la celebración de un partido clásico (…) derivara en la comisión de múltiples actos con apariencia delictiva y de diversa naturaleza” y que impidiera que pudiera disputarse.

Fuente Subrayado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com