PRIMER TIEMPO
Probablemente Fabián Coito no imaginó que el partido comenzaría de forma tan buena para Uruguay. Argentina es un rival importante, quizás el más fuerte de la fase de grupos, pero todo salió derecho en el comienzo del partido.

Iban solamente 3′, los jugadores todavía se ordenaban en el campo cuando Rodrigo Amaral tomó una pelota fuera del área, arrancó con ella dominada y, tras mirar al arco, sacó un zapatazo que entró al ángulo del arco argentino. Macagno voló pero nada pudo hacer y Uruguay se puso 1-0 arriba.

El gol le dio entusiasmo a la Celeste que se fue arriba y pudo tener el segundo cuando Rodrigo Amaral coló un gran pase y Agustín Canobbio cabeceó, pero terminó en las manos del arquero.

Argentina acusó el golpe pero se repuso y comenzó a levantarse. Promediando el primer tiempo ya el dominio albiceleste era absoluto y el gol se veía venir. Primero un centro de Valenzuela pasó por toda el área y terminó en el saque de arco y minutos después fue Santiago Mele que ahogó el grito.

Pero a los 23′ el golpe final llegó. Un despeje desde el fondo encontró a la defensa de Uruguay mal parada y Marcelo Torres controló. El delantero argentino eludió hacia el medio y remató de gran forma para marcar el empate.

Uruguay recobró el protagonismo en la recta final del partido y tras una gran jugada individual de Rodrigo Amaral, que fue la figura en el primer tiempo, tuvo su premio. El 10 hizo una jugada personal que cayó en los pies de Mathías Olivera, que fue derribado.

Nicolás de la Cruz tuvo revancha del penal fallado ante Venezuela, tomó el balón y remató de gran manera para anotar el 2-1 con el que van al descanso.

SEGUNDO TIEMPO
El gol justo antes del descanso le vino al pelo a los de Fabián Coito que salieron a jugar el segundo tiempo con tranquilidad. La albiceleste debía salir a buscar el resultado pero no tuvo iniciativa y el comienzo estuvo calmo.

Los charrúas hacían negocio con el resultado mientras que Argentina dominaba la pelota pero no inquietaba. Pero lo que no pudo por abajo lo hizo por arriba y a los 73′ volvió a aparecer Torres para marcar el empate. Tras un córner el delantero metió un gran cabezazo e igualó el encuentro.

Diez minutos después y tras una jugada de ataque que parecía no tener peligro, Nicolás Schiappacasse sacó provecho. El delantero anticipó a un defensa que iba a despejar y el árbitro sancionó penal.

El «Chapa» remató y el arquero atajó, pero la pelota quedó en los pies de un compañero que remató al arco. Un defensa argentino trancó y la pelota volvió a quedar en los pies de Schiappacasse, que demoró pero definió y anotó el 3-2.

Uruguay tomó la delantera y debía aguantar los últimos minutos. El juego comenzó a hacerse intenso y Rodrigo Bentancur fue expulsado por doble amonestación.

En una de las últimas jugadas Argentina derribó las esperanzas desde el aire. Otro córner fue letal para la Celeste y esta vez Agustín Rogel, en contra y molestado por los rivales, fue el que cabeceó y decretó el empate final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com