Por Nicolás Rodríguez.

En casi dos años de gestión del Intendente Andrés Lima es muy poco lo que se puede destacar como positivo. Promesas sin cumplir, lento proceso de recuperación de calles y un endeudamiento varias veces superior a la gestión del anterior gobierno. Lima endeudó a Salto en varios millones de dólares por varios años, comprometiendo así los próximos tres gobiernos. Nunca antes se había dado algo igual.

Diferentes postales se dan en los barrios que siguen reclamando el arreglo de calles, mejor iluminación y limpieza. Vecinos reparando las calles con sus propias herramientas, piquetes con quema de cubiertas y hasta vecinos que le ponen un poco de humor, pescando en los pozos de Salto. La peor promoción de nuestro departamento, nos quejamos los salteños y también los turistas. Hay zonas intransitables, el arreglo de calles es lento, muy lento.

Salto pasó de ser la capital termal a capital del pozo. Hasta de memoria sabemos donde están los pozos, el mal estado de las calles generó un concurso en las redes sociales para identificar el pozo más grande o con formas extrañas. Da para todo. Los mecánicos salen muy beneficiados, la ruptura de motos y autos por culpa de las calles es un tema diario. El Intendente Lima prometió en campaña electoral que las calles se arreglaban en 100 días, vamos rumbo al segundo año y estamos lejos de cumplir ese objetivo. Un gobierno que llora todo el tiempo hablando del gobierno anterior y se olvidó de trabajar. Quizás es tiempo de llorar menos y hacer más. Porque para eso los votaron los salteños. Cuando se llega al gobierno es para solucionar los problemas y trabajar, pues este gobierno solamente llora hablando del gobierno anterior y hace muy poco. Eso sí, sus jerarcas cobran enormes salarios y viáticos.

La actual administración sigue intentando dar respuestas en el A,B,C de la Intendencia. Si hablamos de grandes obras, tenemos que referirnos a los proyectos que dejó encaminados el gobierno de Germán Coutinho: PIAI Barrio Artigas, Viviendas naranjeros, Proyecto de Mejoramiento de Barrio Ceibal, etc.

No existen proyectos propios de gran relevancia para el departamento. Y esto preocupa a muchos frenteamplistas. Compartimos algunas de las tantas postales que se ven en las redes sociales, vecinos reclamando el arreglo de calles, y hasta colaborando. La Intendencia se olvidó de las calles, la Intendencia se olvidó de Salto…. Menos palabras, más trabajo, menos palabras .. más acción. Hoy a casi dos años de gestión, lo único que podemos decir es, pobre Salto. Merecemos otra cosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com