Así lo confirmó este martes en el Parlamento el Ministro de Salud Pública, Jorge Basso. Fue durante la interpelación realizada por el diputado nacionalista Martín Lema.

Sobre el particular, el ministro Basso anunció que no se habilitará un IMAE en Salto debido a que no sería redituable económicamente, además de haber presentado un proyecto de ley para cambiar el sistema de los Institutos de Medicina Altamente Especializada (IMAE) por Centros y Servicios de Referencia debido a que “los IMAE… no ha podido resolver la distribución territorial de la tecnología”, por lo que los centros de referencia permitirían “repensar algunas decisiones de los grupos empresariales”.

Ante esto, tanto la diputada colorada Cecilia Eguiluz como el edil nacionalista Martín Burutarán, quienes participaron de dicha interpelación (Burutarán desde la barra), mostraron su malestar en comunicación telefónica con el programa “Cuarto Poder” de Nueva Era FM. “Me gustaría saber qué opina la diputada (Manuela) Mutti (presente en el llamado a sala del ministro Basso)”, se preguntó el edil Burutarán.

ALTERNATIVA AL IMAE SEGÚN BASSO
“Estos centros de referencia -expresó el ministro Basso- alcanzarían muy buenos niveles de resultados, en la medida que concentran el necesario volumen de pacientes que se requiere para alcanzar los mejores estándares de calidad”, sostiene el proyecto de ley que presentó el ministro.

El jerarca sostuvo que “el diseño actual de los IMAE (…) no ha podido resolver la distribución territorial de la tecnología”, por lo que los centros de referencia permitirían “repensar algunas decisiones de los grupos empresariales”.

Los prestadores de salud que estén interesados en crear un centro de referencia deberán presentar la propuesta ante el ministerio. El proyecto de ley crea la Comisión Honoraria Asesora en Centros y Servicios de Referencia, que se encargará de habilitar o no las propuestas.

El financiamiento de estas prestaciones será a través del Fondo Nacional de Recursos (FNR) y del Ministerio de Salud Pública (MSP). Los procedimientos que actualmente cubre el FNR seguirán siendo financiados de esta manera, ya que el organismo deducirá de las cápitas de Fonasa el costo asociado con esas prestaciones. En tanto, la cartera de salud cubrirá el resto de las técnicas.

Si el centro quiere realizar un procedimiento que no está avalado por ninguno de los dos organismos, deberá ser aprobado por la Comisión Honoraria Asesora en Centros y Servicios de Referencia, informó Palabras Cruzadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com