La oposición dice tener pruebas irrefutables de contrataciones algunas de confianza y altos sueldos, Intendencia rechaza acusación, según informa el portal Ecos Uruguay.

El intendente de Salto, Andrés Lima, será convocado a la Junta Departamental para responder sobre la contratación de funcionarios por designación directa en la Intendencia. El llamado será presentado la próxima semana por el edil Gustavo Grassi, de Vamos Salto, quien asegura que los contratados alcanzan a 330 en los 18 meses de gestión del actual gobierno comunal.

A poco de asumir su cargo, Lima cesó a 241 de los 500 funcionarios que habían ingresado por designación directa por la anterior administración, que estaba a cargo del colorado Germán Coutinho. “Lima dijo que esos ceses eran por reducción de costos y prometió que solo iban a contratar en los puestos muy necesarios. Pero todavía no cumplió dos años de gestión y ya lleva 330”, cuestionó Grassi.

El edil afirma que tiene “pruebas irrefutables” para certificar ese número de ingresos. “Tenemos los nombres y los cargos de cada uno. Hay muchos adeptos al Frente Amplio, parientes de funcionarios de la Intendencia y de integrantes de Adeoms. El amiguismo que denunciaba el Frente Amplio durante la campaña, hoy lo multiplicó por cinco”, enfatizó.

Además, según Grassi, la mayoría de los contratados son cargos de particular confianza, con sueldos altos y compensaciones.

Consultado sobre las afirmaciones del edil Grassi, el director de Gestión Humana de la Intendencia de Salto, Miguel Moreira, negó enfáticamente que hayan sido 330 los ingresos por designación directa y aseguró que se presentará junto al intendente en la Junta Departamental si es que son convocados.

Moreira informó a ECOS que las contrataciones por designación directa fueron 109 en estos 18 meses que llevan de gestión. El jerarca detalló que los cargos de particular confianza son 20 y que la gran mayoría de las personas que ingresaron están en el grado 3, que es el menor de la categoría de obrero y oficios, y en el grado 5, menor de la categoría administrativo.
“Esto es política y en toda gestión hay personas de particular confianza que van a cumplir una misión, a ponerse la camiseta de esta administración”, justificó Moreira.

Por otra parte, el director enfatizó en que contrariamente a lo que critica Grassi, están cumpliendo con su promesa de campaña de no superar el 5% de la plantilla en cargos de designación directa. Además, resaltó que se han generado diversos convenios con el Instituto Nacional de Rehabilitación y el Ministerio de Desarrollo Social para generar oportunidades de trabajo y que ya realizaron 23 concursos para el ingreso de personal. «En toda la administración Coutinho hubo solo 43 ingresos por concurso», comparó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com