Por Germán Coutinho
Creo que llegó el momento de empezar a hablar de los grandes temas de Salto y hablarlo entre todos. Eso se logra sólo a través del intercambio respetuoso, elaborando propuestas a la altura de nuestro departamento e incluyendo a todos los protagonistas. Y, con todo respeto, creo que necesitamos rápidamente salir de ésta chatura política que está instalada, sin grandes temas desde el gobierno departamental e incluso forzando permanentemente a bajar el nivel de la discusión.
Estoy convencido que es necesario que levantemos la mira.
Hace unos años escuché en una conferencia a un expositor que decía “cuando un avión despega, el piloto se debe ocupar de que aterrice y que lo haga con éxito; la torre de control debe asegurarse que salgan la cantidad de aviones que pueden aterrizar de acuerdo a lo planificado”. A esto lo decía haciendo analogía con los proyectos. Los proyectos al igual que en este ejemplo de los aviones, deben ser aterrizados y eso debe hacerse con éxito. Y, me pareció oportuno contarles hoy esta comparación porque creo que justamente en esta etapa se nota que no hay aterrizaje en los proyectos y que en muchos casos ni siquiera los hubo.
Y si queremos de verdad transformar Salto, hay que hacer proyectos que se puedan aterrizar, no solo hablar, debatir, sino trabajar en temas necesarios y posibles, acciones que tengan la posibilidad de ser realidad, de aterrizar exitosamente y como decíamos en la editorial anterior. Esta es la mejor época para hacerlo. Es el momento de hablar de los grandes temas, planificar entre todos, definir las prioridades para luego ir hacia las concreciones.
Es necesario y diría que urgente que intercambiemos opiniones de cómo vamos a generar más inversión para Salto y salir otra vez del podio de la desocupación, porque todos sabemos que si no hay inversiones seguiremos estando en los peores lugares en este tema y realmente hay gente muy complicada.
Y también hay que dar mucha discusión en los temas sociales, pero es imprescindible encontrar un camino claro, porque por ejemplo Salto avanzó en su red de saneamiento. Pero, ¿cómo vamos a seguir por lo que falta?, ¿cuál es el presupuesto, cuál es el plan?; ¿cual es el plan que sigue en electrificación rural? ¿Cómo seguimos luchando para mejorar en la salud? No solo con la habilitación del Imae, sino que en lugar de cerrar policlínicas abran más. Como vamos a encaminar la lucha por los recursos de Salto Grande. Como vamos a conseguir que se hagan más viviendas y mejoras urbanas, porque a no ser los proyectos que dejamos encaminados y financiados, no se habló más del futuro.
Como vamos a lograr que el gobierno nacional nos devuelva más recursos de los que pagamos todos los salteños y como además nos vamos a asegurar que se cumpla con las obras y no se sigan perdiendo millones y millones por año, por no hacer obras.
Como vamos a hacer para fortalecer al sector productivo, a la industria, al turismo, la infraestructura, la caminería rural y así podemos seguir mencionando tantos temas que hoy no están en el debate.
Tantos temas de los que no se habla y que son la preocupación diaria de miles de salteños. Cómo, cuándo y de qué manera será la hoja de ruta para aterrizar todo esto; para defender y exigir los que nos corresponde como departamento, los invito a levantar la mira.

Columna Diario Cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com