Debido a las diversas críticas que despertó la polémica medida de construir un reductor de velocidad o banda de frenado en calle 8 de Octubre casi 1 ° de Mayo, las autoridades de la Intendencia de Salto decidieron retirar dicha obra.

Los vecinos de la zona y conductores calificaron a la obra como el monumento a la torpeza. La ubicación de dicho resalto era cuestionada por todos, el tamaño era enorme y generaba ruptura de vehículos al intentar cruzar. Hasta la señalización de dicha obra fue mala. Colocaron carteles casi encima de la loma, por lo cual muchos conductores realizaban maniobras de todo tipo para evitar el impacto.

Algunos vecinos dijeron a Tiempo de Noticias que se registraron algunos accidentes de tránsito por dicha loma. De igual forma debemos destacar que las autoridades comunales no actuaron con soberbia (al menos esta vez) y reconocieron su error al retirar dicha obra. Escucharon a los vecinos y cambiaron su decisión, dentro de todo, es algo positivo. Antes de perder el tiempo con estas «obras» impresentables y cometer tantos errores, deberían poner el personal a tapar los pozos en las calles que es casi imposible transitar en Salto.

Acción no permitida! HostingServicios.com