Por Germán Coutinho.

Este pasado lunes después de muchas y muchas horas, quedó aprobada con los votos oficialistas la rendición de cuentas. Una jornada más en donde por encima de todo lo que ya se ha hablado, escuchado o escrito sobre la rendición en sí, nuevamente una conclusión muy clara que es que la mayoría absoluta lograda legítimamente, igualmente nos permite sostener que quienes pensamos distinto se nos hace muy difícil aportar. Sin aportes de todos, pierde el país. Lo que esas mayorías logran muchas veces es frenar aportes constructivos y en algunos casos hasta la posibilidad de corregir algunos errores. Que como decíamos al principio, después de muchas horas esta rendición de cuentas se apruebe sin los votos de la oposición en lo general y sin los votos de la oposición en 85 artículos.

Una rendición de cuentas que llegó de Diputados de una manera y como llegó se fue, cuando muchas cosas podrían haber sido cambiadas en la gran cantidad de aditivos que presentamos como oposición. Porque no es solamente protestar, sino que también estamos para proponer a pesar de que esas propuestas no fueron apoyadas por los legisladores oficialistas que afirman en forma reiterada que siguen un rumbo. Nosotros seguimos afirmando que si ese es el rumbo y no cambiamos, seguiremos desestimulando la inversión y seguiremos teniendo dificultades como se está teniendo en muchas empresas públicas y privadas del Uruguay. En la ineficiencia de las empresas públicas aumenta el costo de los uruguayos, mientras que en el sector privado nuevamente vuelve a ser una realidad los miles de puestos de trabajo que se pierden. Son miles los que empiezan a ver su futuro nuevamente afuera del país.

Los números en Salto de la poca inversión, de las pérdidas de fuentes de trabajo y de los casi nulos lugares en donde se puede trabajar, ya son una alta preocupación de todos los salteños. La propia senadora Daisy Tourne en su informe reconocía que ya son cuarenta mil los puestos de trabajo que se perdieron en el país. Ni que hablar de que esta rendición de cuentas aprobada por el gobierno no es lo que dijeron en forma reiterada en la campaña electoral del 2014. El Presidente Vázquez, el Vicepresidente Sendic y el Ministro de Economía Astori, una y mil veces le dijeron a los uruguayos que no aumentarían los impuestos y que no crearían nuevos impuestos. En esta rendición de cuentas, estimados amigos, no solamente eso fue una promesa de campaña incumplida, sino que clara y llanamente como en la sesión lo manifestó el senador Bordaberry, nos mintieron. Nos esperan más aumentos de impuestos, nos esperan muchas cosas contrarias a lo que manejaron en la campaña electoral del 2014.

En este espacio en el cual ustedes nos acompañan viernes a viernes, vamos a seguir desarrollando todas las semanas estos temas porque es una rendición que nos deja pesimistas a futuro, no solamente en algunos artículos votados por el oficialismo que serán declarados inconstitucionales, sino que también siguiendo ese rumbo que dicen seguir, estarán obligando a muchos uruguayos a seguir perdiendo sus fuentes de trabajo. Ese rumbo nos obligará a marcar que no están cumpliendo y que no van a poder cumplir con las obras de infraestructura previstas por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, y que tampoco podrán cumplir con algo tan necesario como lo es construir viviendas en un país que hoy tiene ciento sesenta y cinco mil uruguayos viviendo en asentamientos.

Vamos a estar ampliando y desarrollando todos los temas, porque de esto hay que hablar. Ya demasiado tiempo se gasto en otros asuntos y hoy nuestro país ya no tiene al vicepresidente electo y tiene una nueva vicepresidenta, llegó el momento de hablar y trabajar sobre los temas que realmente son importantes para el día a día de nuestro país.

 

Diario Cambio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com