Tal como adelantó Tiempo de Noticias, la Intendencia de Salto inició el proceso de desalojo de varias familias de pescadores que se ubican sobre la desembocadura del arroyo San Antonio.

En la zona existen «ranchos» que son utilizados por los pescadores, quienes aseguran que pescan para alimentar a sus familias sin molestar a nadie.

La Intendencia otorgó un plazo de 10 días para el desalojo y posterior retiro de los ranchos. Los pescadores que se identificaron como votantes del intendente Andrés Lima, manifestaron su enojo y desilusión por el desalojo.

Una vez que los pescadores hicieron público su reclamo en Tiempo de Noticias, la edil María de los Ángeles Márquez se hizo presente de inmediato en el lugar para entrevistarse con los afectados por la decisión de las autoridades comunales.

La edil de Vamos Salto dijo que «es increíble la falta de sensibilidad del intendente Andrés Lima. No es la primera vez que ordena el desalojo de familias humildes. Más allá de los aspectos que maneja la Intendencia, acá tiene que haber una instancia de diálogo con estas familias. Analizar un plan b y ser sensible a estas situaciones. No se puede desalojar personas con tanta soberbia y más si les prometió que no los iba a desalojar. Mañana vamos a tener otra reunión con estas familias. Pedimos un poco de sensibilidad. Es gente que pesca para vivir y alimentar a sus familias.

También esperamos una respuesta del sindicato de pescadores ante esta situación. No podemos dejar en la calle a estas familias que necesitan trabajar «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com