Vamos otra vez

Por Germán Coutinho.
Comenzó la Copa América y el domingo empezaremos a soñar junto a nuestra selección unidos en el grito de “soy celeste” y a levantar esa bandera que es la de todos, y de la cual nos sentimos orgullosos . El fútbol nos representa y nos ilusiona, nos distrae por un rato de los problemas que enfrentamos día a día y nos renueva la esperanza. Pero la alegría de estos días no nos aleja de los temas importantes y en estas líneas queremos trasmitir algunas cosas que nos ocupan y nos importan.


El Ministerio del Interior tiene que cumplir su tarea y la Intendencia tiene que reabrir los destacamentos. Los abrimos nosotros y los cerraron, una decisión inexplicable y de espalda a la necesidad de la gente que en cada barrio pide seguridad.


Las empresas públicas monopólicas que hoy tenemos no son las que generó Batlle y Ordóñez para estar al servicio de la gente. Se siente en los recibos de los servicios básicos el peso del Estado con tarifas en donde comienza a ser difícil poder cumplir y muchos ya empiezan a no poder pagar y a tener los servicios cortados.


Cuando llegamos a la Intendencia, Salto estaba en el podio de la desocupación y fue para revertir eso que nos pusimos a trabajar para generar inversión y empleo. También generamos las facilidades para los inversores, no siendo casualidad que se pudiera concretar la construcción de nuevos edificios, la apertura de nuevos hoteles, la inversión en energía y cada una de las obras que se pudieron hacer, creando puestos de trabajo y mejorando la infraestructura de Salto.


Desde nuestra administración impulsamos el PIAI de Barrio Artigas en conjunto con el Ministerio de Vivienda para dar una solución habitacional a cientos de familias del extremo este y que hoy nos genera preocupación porque no avanza como debería y es un obra que ya tendría que estar terminada.


En su momento viajamos para estudiar y aprender sobre los aportes que se podían aprovechar a través del BID, fue así que con esfuerzo, planificación y mucho trabajo de equipo, logramos esa inversión para el Ceibal que dejamos pronta para ejecutar y que en cuatro año de gobierno no han culminado.


Cada vez hay menos expectativas y las promesas pasaron a ser anuncios publicitarios desde un gobierno que habló mucho y no concretó nada.
Estamos convencidos que están de paso, que les queda menos, lo que nos genera una gran responsabilidad de volver a recuperar el gobierno departamental y de hacer lo que debemos hacer para devolverle la esperanza a nuestra gente. Este es un gran Departamento, con muchas posibilidades y oportunidades y nuestro compromiso es volver a hacer de Salto , el departamento de mano tendida , solidario y generador de grandes obras de infraestructura y sociales.


Y generador de grandes. Arrancó la Copa América, la que nos une y arranca el periodo electoral en donde primero somos adversarios y después si o si es por Salto y por el país que todos nos tenemos que unir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *