AIRES DEL NORTE

La Celeste no pudo lograr el empate a pesar de jugar en superioridad toda la segunda parte por la expulsión de Dybala.

Perdió Uruguay y si bien fue solamente por un gol de diferencia, la distancia que quedó a la posibilidad de empatar -o más aún, de ganar- fue mucho más grande que esa ventaja por la que Argentina terminó ganando. Basta decir que al cabo de los 94’ Uruguay hizo dos tiros al arco y no casualmente, además, ambos fueron de Suárez. Por si fuera poco, uno solo fue en jugada de campo; el otro fue de pelota quieta. Es más, esos dos remates al arco de Romero fueron realizados en la primera etapa, lo que quiere decir que en el segundo tiempo, cuando Uruguay jugó con un hombre más que Argentina, no disparó ni una sola vez en forma franca a la valla contraria.

IMG_20160902_105047

Esto último, si acaso, acrecienta la polémica en torno a si el planteo de Uruguay fue extremadamente cauto y avaro, porque en los 45’ iniciales los celestes jugaron con una línea de cuatro; Arévalo Ríos como volante central en la mitad de la cancha; Sánchez, Corujo, Lodeiro y hasta Cavani como volantes y, obviamente, Suárez solo de punta y en función atacante.

Argentina's Lionel Messi and Argentina's Lucas Pratto jump for a header during the FIFA World Cup 2018 qualifier football match between Argentina and Uruguay in Mendoza, Argentina, on September 1, 2016. / AFP / JUAN MABROMATA

Para peor -algo que es un pecado mortal para un equipo que se refugió en su campo- Uruguay, al retrasarse cada vez más tampoco llegaba a las segundas pelotas que cedía cuando los celestes cortaban los avances adversarios. Es que Uruguay defendió muy bien, casi a la perfección; como lo prueba el hecho de que pese a ese ostensible dominio territorial de Argentina, en el primer tiempo el local solo gestó una situación de gol clara que fue el remate de Dybala que pegó en un caño. Por algo el gol fue de rebote.

IMG_20160902_105156

El tema es que Uruguay defendía bien pero no lograba contragolpear en forma clara, salvo en las veces en que agarraba la pelota Suárez y en alguna en que pudo desdoblarse Carlos Sánchez.

Es más, con ese fútbol Uruguay le hizo cometer a Argentina más faltas que las que hicieron los celestes para recuperar la pelota, lo que significa que de media cancha para atrás, si Uruguay lo hubiera apurado más tal vez hubiera tenido mayores dificultades.

Sin embargo, esto último no ocurrió ni siquiera después de que Argentina, justamente a raíz de esa singular cantidad de faltas que cometió, se quedó con uno menos por la expulsión de Dybala.

IMG_20160902_105037

En el segundo tiempo Uruguay desnudó toda su impotencia ofensiva porque, aunque terminó jugando con una línea de tres y de ahí para adelante todos al ataque, no creó una sola situación de gol sobre el arco contrario.

Por eso pues, Uruguay perdió 1 a 0 pero la diferencia futbolística a favor de Argentina fue mucho más grande.

Fuente: Ovacion Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com