Hace unos días el Intendente Lima volvió a anunciar que la Intendencia de Salto había recuperado el grado inversor.

Esto fue desmentido en las últimas horas por la propia empresa Care, quien incluso manifestó que  «No recordar si Salto tuvo grado inversor alguna vez y si se había medido el grado inversor de la Intendencia”.

Hay que destacar que la evaluación de los fideicomisos de la administración anterior era A que es la mayor categoría y se debió a que fueron cumplidos sin ningún inconveniente.
Luego vino la campaña electoral y donde el propio Lima y sus dirigentes, se encargaron de desprestigiar las finanzas del departamento, generar mantos de duda y hasta tipificar delitos, ese accionar del propio Lima generó desconfianza en el sistema financiero.

El sistema financiero se mide en base a la confianza y que el propio intendente Lima se encargó de poner en duda, lo cual ahora se agrava con las denuncias por incumplimientos en el uso de los recursos, donde ya no puede culpar a más nadie porque los mal uso él.

Por lo tanto, Care que es una empresa sería desmiente que en algún momento se “recupere” algo que nunca se perdió. Las propias acciones de Lima hacen que hoy cualquier inversor serio, pida muchas más exigencias al momento de negociar con un intendente que no cumple con sus obligaciones, como ya no lo hizo con la autorización que tenía para los mil millones de pesos, que utilizó en otras cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com