AIRES DEL NORTE

Los resultados de un reciente estudio lograron refutar la falsa creencia de que el desarrollo y potencial de la mente humana depende solamente del tamaño del cerebro, informa el medio Popular Science.

La investigación, publicada en la revista científica Royal Society Open Science, fue llevada a cabo por un equipo de científicos de Australia y Sudáfrica.

Al calcular cómo iba circulando el flujo sanguíneo al cerebro de nuestros antepasados, los investigadores pudieron comprobar que la mente humana evolucionó no solo gracias al aumento del tamaño de este órgano, sino también por su necesidad de sangre, que llegó a ser más importante para el desarrollo de nuestra capacidad intelectual que el aumento del tamaño de este órgano tan vital. «El tamaño del cerebro ha aumentado en cerca de un 350% durante la evolución humana, mientras que el flujo de sangre al cerebro se ha incrementado en un increíble 600%», afirmó Roger Seymour, líder del equipo encargado de realizar el estudio científico.

Además, el investigador añadió que el fenómeno se explica por la necesidad del cerebro de satisfacer las conexiones energéticas entre las células nerviosas que permitieron la evolución del pensamiento y la capacidad de aprendizaje.

De esta manera, el desarrollo de las células nerviosas y sus conexiones está relacionado con el aumento de la actividad metabólica, algo que, por su parte, provoca una mayor demanda de oxígeno y nutrientes proporcionados por la sangre.

Dos agujeros ubicados en la base del cráneo humano permiten a las arterias transportar la sangre desde el corazón hasta el cerebro. Los diámetros de los agujeros corresponden al tamaño y la capacidad de las arterias de transportar la sangre. Esto ayudó a los científicos a estudiar los cambios que se han producido en el tamaño de estos dos agujeros en los cráneos de nuestros ancestros. Así, los científicos fueron capaces de seguir el proceso evolutivo de la inteligencia humana.

Según otro estudio publicado en 2015 por los mismos investigadores, la capacidad cognitiva de los animales podría calcularse sobre la medición del tamaño de estos agujeros del cráneo.

Fuente: sputniknews

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com