Varios comercios cerraron sus puertas momentáneamente como consecuencia del desabastecimiento de gas que afecta a nuestro departamento.  Si bien Riogas y el sindicato llegaron a un preacuerdo para levantar el conflicto, la falta de gas se hace sentir en nuestra ciudad.

Es una verdadera odisea conseguir gas en Salto. Seguramente muchos de nuestros lectores se sentirán identificados como esta crónica periodística. Llamar y recorrer todas las empresas que venden gas es una tarea de miles de salteños a diario. Algunas empresas no tienen para la vente y otros solamente venden de 1 a 3 kilos. En algunas empresas se puede observar largas colas para conseguir gas. No hay venta de garrafas de 13 kilos, al menos hasta que se solucione el conflicto. Las empresas señalan que la prioridad la tienen escuelas, hospital y sanatorios.

En una ciudad turística varios comercios dedicados al rubor cerraron sus puertas por el conflicto en el gas.

Por la falta de gas, varios comercios del rubro gastronómico cerraron sus puertas hasta nuevo aviso. Es el caso de pizzerías y comercios dedicados a la venta de viandas. Así se desprende de un relevamiento realizado por Tiempo de Noticias.

Juan Pablo Moreno es titular de la pizzería Mosquito y dijo a nuestro portal que “Queremos pedir disculpas a nuestros clientes pero debido a la falta de gas nos vemos obligados a cerrar nuestras puertas. Nuestro proveedor no tiene como solucionar este problema debido al conflicto en el sector y es así decidimos cerrar hasta que esto se arregle. No abrimos por culpa de terceros, por falta de gas”.

Ana Laura Rodríguez es propietaria de una casa de venta de viandas y sobre el conflicto dijo que “Tuvimos que cerrar porque no tenemos gas. Es una vergüenza lo que está pasando. Nuestro único ingreso en mi casa es este negocio que hace 48 horas que no abre sus puertas. No encontramos gas por ningún lado. Nos cansamos de comprar de un kilo, te venden tres y no te venden más. Se imaginan que con eso no podemos cumplir con todo nuestro negocio”.

Patricia Molina trabaja en un local de comidas y manifestó su preocupación por las consecuencias del conflicto del gas. “Hace varios días que venimos con problemas para conseguir gas. Nos recorrimos toda la ciudad tratando de conseguir una garrafa pero no tuvimos suerte y decidimos con mi esposo cerrar. La última garrafa me la trajo una hermana de afuera porque necesitamos para nuestro negocio. Pierde nuestra empresa y pierde tres empleados que tenemos, los que no pueden trabajar por un tema ajeno a la empresa. No tenemos gas ni siquiera para hacer un pancho”.

Preacuerdo

El Sindicato Único de los Trabajadores del Supergás (SUTS) y la empresa Riogas lograron un preacuerdo este martes en la negociación que se llevó a cabo en la Dirección nacional de Trabajo (Dinatra).

Según supo El País, el miércoles se realizará una asamblea en el sindicato para tratar los puntos acordados. En caso de ratificar lo negociado, se levantará el conflicto y la planta de envasado de Riogas volverá a funcionar con normalidad el jueves.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com