Diversas actividades se realizaron ayer en el marco del Día Internacional de Lucha contra la violencia hacia mujeres. En nuestro departamento cientos de personas marcharon por calle Uruguay con el objetivo de concientizar a la población sobre la violencia de género.

El colmo de la hipocresía fue la presencia de autoridades de la Intendencia de Salto y dirigentes del Frente Amplio en dicha marcha. Al mes de asumir el gobierno, el Intendente de Salto Andrés Lima echó a más de 250 trabajadores. Entre las personas cesadas habían muchas mujeres, embarazadas, madres solteras, personas con más de 50 años, enfermas crónicas, etc.

Nunca antes un Intendente dejó en la calle a cientos de familias humildes, la mayoría de ellos grados 3 y 5, es decir, los salarios más bajos de la Intendencia.

Previo al despido de los trabajadores, dirigentes del Frente Amplio publicaron en las redes sociales la decisión de Lima. A la brevedad cientos de trabajadores quedarían en la calle. Desde ese momento comenzó una tortura sistemática a los involucrados. “Nos echan hoy, nos echan mañana. Qué hacemos?”.

Una joven funcionaria perdió su embarazo a término como consecuencia del disgusto de su despido. Muchas de esas mujeres son jefas de hogar, viven en casas muy humildes y en algunos casos, tienen a su cargo niños con capacidades diferentes. Poco le importó al Intendente Andrés Lima y al Frente Amplio de Salto la situación de esas familias, la resolución del despido impactó negativamente al departamento.

En las redes sociales, dirigentes del Frente Amplio y actuales directores de la Intendencia de Salto, celebraron el despido de los trabajadores. Esas mismas personas se vistieron de negro ayer con el propósito de participar de la marcha contra la violencia. Poca memoria de una historia reciente que jamás se olvidará. Vaya nuestra solidaridad con todas las personas que quedaron en la calle por la decisión injusta del Intendente Andrés Lima y el Frente Amplio. Lejos de reconocer el error, Lima dijo que volvería a adoptar dicha resolución. Se gobierna con odio y dividiendo a los salteños, sin diálogo y con mucha soberbia.

Sr. Intendente Andrés Lima, Salto no olvida que usted lejos de defender los derechos de esas mujeres, las dejó en la calle sin ningún argumento ni asistencia. Humanismo? Sensibilidad? Respeto a los derechos?. Su gestión es pobre no solamente por las pocas ideas, sino pobre en respetar a las personas que piensan diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acción no permitida! HostingServicios.com