Seguramente muchos de nuestros lectores ya están aburridos de la misma situación. Si, aunque cueste creer, una vez más la Intendencia de Salto denunció a la anterior administración. Si bien el informe de la auditoría estaba pronto desde el año pasado, recién hoy las autoridades de la Intendencia de Salto presentaron el mismo ante el Juzgado Penal de 4 to. Turno. Siete meses después de recibir el informe se presentó a la Justicia. Era tan grave la cosa que tardaron 7 meses en ir a la Justicia.

Hace dos años que las autoridades de la Intendencia están en la misma rosca, hablando del gobierno anterior. Qué Germán esto, que Germán lo otro, que hicieron esto, que hicieron lo otro. Después de dos años, hoy fueron a la Justicia. Felizmente. Y decimos felizmente porque todas las denuncias eran mediáticas, en los medios de comunicación. Ahora sí, la Justicia se ocupará. Será quien diga si esto es un circo político, si hay responsabilidades y la única que dirá si hay culpables o no.

Lo importante ahora es que comience una nueva etapa. Una etapa seria y de trabajo por Salto. Desde que el Dr. Andrés Lima asumió el gobierno, él y todo su equipo no hacen otra cosa que hablar del exintendente Germán Coutinho. Religiosamente todos los días. Seguramente les debe pasar lo mismo que a nosotros. Nos aburrieron. Cambiamos de canal o de radio. Al mejor estilo de los mediáticos argentinos, esos que vemos a mediodía en los programas de chimentos. Pero la Intendencia de Salto no es un canal de chimentos, no es un kiosco. Es la Intendencia de Salto, la que se debe ocupar de mejorar la calidad de vida de todos nosotros. La que debe gestionar vivienda, mejor salud, seguridad y trabajo.

Salto con la mayor tasa de desempleo y nuestras autoridades en un conventillo constante, de chismes, etc. Salto es enorme, el mejor departamento del país. No podemos vivir entre el chisme y el conventillo, porque la gente no tiene trabajo, porque la gente no llega a fin de mes, porque la gente vive en asentamientos, porque la gente no tiene que comer, no sabe cómo va a pagar los aumentos de UTE, OSE y ANTEL. Un gobierno se tiene que ocupar de mejorar la calidad de vida de la gente.

El Intendente Lima cobra casi $ 300.000 por mes, sus directores y cargos de confianza, más de $ 100.000. Enormes sueldos para vivir todo el tiempo entre el chisme y no trabajar. Salto no tiene obras, a no ser las que dejó el gobierno de Germán Coutinho, Salto no tiene trabajo, Salto en su peor momento de seguridad. Muchos, muchos problemas como para vivir todo el tiempo de líos políticos.

Con la auditoría en la Justicia, esperemos que comience un nuevo tiempo. Salto se merece un gobierno serio y que trabaje. Menos conventillo y más trabajo.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com