Por Alejandra Cunha.

El Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima concretó un endeudamiento histórico (varias veces superior a la anterior administración, ya que tanto se habla de las deudas del gobierno pasado) con la realización del famoso fideicomiso Daymán, entre otras cosas dicho fideicomiso era para solucionar los problemas de servicios que tiene la comuna. A dos años de gestión, lejos de solucionarse los problemas, los mismos se van ampliando. Cada día se nota más el deterioro de las calles, la falta de limpieza y la mala iluminación de la ciudad. Se trata del A,B,C de cualquier Intendencia, los que mínimamente deberían funcionar bien. Pues no sabemos si es un tema de incapacidad de los jerarcas comunales o las cosas no están resultando como la gente espera.

Los salteños pagamos muchísimo impuestos para que los servicios funcionen dentro de la normalidad. Pues se nota que estamos muy lejos de alcanzar ese objetivo. Un gobierno que todos los días habla de la gestión anterior y las dificultades económicas, pero a los pocos días que asumieron y hasta la actualidad, los jerarcas cobran miles y miles de pesos en viáticos. Sin contar los enormes sueldos.

A que vamos con estos conceptos. Los salteños ya estamos cansados de ver a un gobierno que habla mucho y concreta poco. Un gobierno que pasa más en el conventillo y juzgados que trabajando por los problemas de Salto. Al mejor estilo que los personajes mediáticos de los programas de chimentos de la televisión argentina.

Mientras la Intendencia sigue en ese escenario que poco le suma a Salto. Y mientras nos cobran cada vez más impuestos, las calles están intransitables, da asco la basura en las calles y la pobre iluminación. Ni hablar de pedir grandes obras, grandes proyectos. La gestión del Intendente Lima juega en cancha chica. Nos gobiernan pensando que Salto es un departamento más, con mucho respeto, pero Salto es el mejor departamento del país. Seguimos mal y cada vez peor. Histórico desempleo que sigue creciendo, hambre en los asentamientos, pocas, casi nada de construcción de viviendas. No llegan inversiones, etc. Un gobierno departamental tiene que trabajar en estos temas para mejorar la calidad de vida de la gente. Hoy tenemos autoridades que no están a la altura de gobernar a Salto.

La fotografía que ilustra esta crónica pertenece a una vecina que se manifestó en las redes sociales por el mal estado de las calles. La vecina señala sobre el estado lamentable de las calles en pleno centro de la ciudad. Varias zonas se encuentran en la misma situación, ni hablar de los barrios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com