El presidente habló sobre la detención del jefe de su custodia personal, Alejandro Astesiano, y se refirió a su familia.

El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, brindó este lunes conferencia de prensa tras la detención de Alejandro Astesiano, el jefe de la custodia personal del presidente.

Astesiano fue detenido por orden de la fiscal Gabriela Fossati en el marco de una investigación por falsificación de pasaportes rusos.

Lacalle recordó que conoció a Artesiano en la campaña electoral de 1999, pero lo volvió a ver durante la de 2004, 2009 y 2014. Posteriormente, señaló, lo eligió como jefe de custodia personal para la campaña electoral de 2019.

«A mí, a mi familia. La responsabilidad es mía, siempre. Si hubiera tenido un indicio, no le habría entregado lo más importante que tengo, que es mi familia. Yo no le entregó a una persona lo más preciado que tengo a una persona que puedo tener un indicio de que actúa por fuera de la ley”, aseguró el presidente.

El mandatario transmitió “tranquilidad” a la ciudadanía, de que tanto Fiscalía como la Policía trabajaran con independencia en el caso.

En este sentido, destacó el profesionalismo de ambas instituciones y que en la noche de este domingo «ingresaron a la residencia presidencial a cumplir con una orden de detención» de su custodia personal: “Ni pregunté, porque no debo, ni el director de Inteligencia me lo iba a decir porque tiene mandato de independencia”.

Consultado sobre si Astesiano seguirá en el cargo como jefe de seguridad de Presidencia, Lacalle dijo que aún no se decidió y en ese sentido apuntó: “No tiene antecedentes penales. Sobre lo que va a suceder, todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Yo los elementos que tengo hasta este momento es que hubo una orden de detención. Una orden de detención no se libra porque sí. Me imaginó que la fiscal tiene indicios. Veremos en las próximas horas cuál es el dictamen primario que hace la fiscal y se tomarán las medidas en consecuencia».

Sobre su estado de ánimo actual luego de lo ocurrido, el presidente respondió que se sentía «mal»,

«Mal. ¿Qué te parece? Mal», se limitó a responder.

Y añadió: «A ver, una cosa es lo que les comento ahora a ustedes y otra es una procesión interna y profesional. En este momento hay un ciudadano que está sometido ante la Justicia, ¿pero qué voy a hacer, prejuzgar? Sin prejuicio de ello, mi estado de ánimo obviamente que no es el mejor», insistió el presidente.

Cuestionado por si sintió que su seguridad se vio «vulnerable» en algún momento y por el trabajo de Astesiano como guardia de seguridad, Lacalle dijo que «jamás, jamás».

«Profesionalmente intachable. En lo que hace al cuidado mío y de mi familia jamás, jamás. Hasta un celo en exceso», insistió el presidente.

Según pudo saber Montevideo Portal en base a fuentes de Presidencia, tal como informó Lacalle Pou, Astesiano trabaja desde hace varios años en el círculo cercano del mandatario y se encargó incluso de la custodia de su familia.

Anteriormente, se desempeñó como policía, pero un accidente de tránsito lo obligó a retirarse de la fuerza tempranamente. Aunque se aclaró que Astesiano no cuenta con antecedentes penales, desde Presidencia se reconoció que tuvo denuncias por «apretar gente» cuando trabajó para empresas de crédito, lo que lo llevó a que fuera indagado en el pasado por delitos como hurto y apropiación indebida, entre otros.

Tras lo ocurrido en la noche de este domingo, desde el entorno del presidente se mostraron sorprendidos y afectados por la situación: «Quedamos de cara. No lo podemos creer. Lo conocemos hace 20 años».

Montevideo Portal

Acción no permitida! HostingServicios.com