Tras un largo período alejado de los medios, el exintendente de Salto, Germán Coutinho, aceptó conversar con CRÓNICAS sobre su derrota en el departamento y el “difícil” momento que vive hoy el Partido Colorado. Aunque se mostró satisfecho con su lugar en el Senado, admitió que “daría lo que fuera” por recuperar su carné de intendente. También se defendió de la denuncia en su contra presentada en Crimen Organizado por el actual jefe comunal salteño, Andrés Lima (FA), la cual, según dijo, “es parte de una campaña de difamación e injurias” en el marco de una “estrategia política” que impulsó con el objetivo de lograr la reelección. Por otro lado, arremetió contra Fernando Amado, a quien tildó de desagradecido.

-El intendente de Salto, Andrés Lima, lo denunció en Crimen Organizado por delitos de fraude y asociación para delinquir, por pagos a personas que trabajaron para su gestión pero que no tenían vínculo formal con la Intendencia. ¿Qué puede decir al respecto?

-Hace ya 20 meses que yo no soy el intendente de Salto, y desde la campaña, que fue muy dura, hubo mucha difamación y se dijeron cosas que después quedó en evidencia que eran mentiras. En la propia campaña se hablaba de una deuda de la Intendencia de 2.000 millones de pesos y en realidad eran 211 millones, lo que equivale a alrededor del 1% de un presupuesto quinquenal del departamento –es menos de un año de publicidad de Ancap-.

También se decía que teníamos 2.200 funcionarios, luego los informes reales mostraron que teníamos 1.870, y fue una campaña de difamación e injurias permanente. Luego de la elección, donde obtuve 37 mil votos –10 mil más que en el 2010- en un padrón de 80 mil – fui el más votado de la historia y con 15 mil votos más sobre el intendente electo, es decir que no pude contra un lema muy fuerte-, continuaron los agravios y tipificaron delitos en varios medios de comunicación, pero en ningún momento se denunció algo en concreto.

Yo creo que todo esto es parte de una campaña de difamación e injurias porque hasta la denuncia es falsa. Yo contraté cuatro personas a través del Congreso de Intendentes, donde fui tres veces vicepresidente, y si no se podían contratar cuatro personas en cinco años, ¿los hubiera contratado por la Intendencia?

“Lima no es el intendente de mis hijos, todos los días quiere destruir al padre”

El Congreso de Intendentes, sus autoridades, su administración, sus consejeros y el Tribunal de Cuentas, me dijeron que yo no cometí ninguna ilegalidad. ¿Una asociación ilícita para delinquir son cuatro personas, una por dos meses a 36 mil pesos, una abogada que me ayudó con la formación de la Región Norte y me representaba allí por 72 mil pesos en tres meses, un abogado salteño que me asesoraba por 20 mil pesos por mes y una persona que se sentaba en el Congreso cuando yo no estaba? ¿Eso es una asociación para delinquir? Y estaban contratados mediante un mecanismo que utilizan varias intendencias.

-Si el mecanismo está avalado, ¿por qué Lima lo denuncia como si fuera ilegal?

-Es una buena pregunta para quien denunció, ¿dónde está la ilegalidad en esto? Y aparte en el Crimen Organizado, como si nosotros hubiéramos estado complotados, cuando algunas de estas personas ni se conocen entre ellas y el Congreso de Intendentes vive de las transferencias que le hacen las intendencias.

Si las personas no eran necesarias, ¿por qué hoy la Intendencia de Salto (IDS) tiene una persona que gana más que todos ellos trabajando en el Congreso de Intendentes? Si no era necesario el abogado, ¿por qué hoy tienen una abogada que estaba en la Intendencia y está a comisión en el Congreso de Intendentes?

“En Salto hoy no se gobierna, lo que hay es una campaña política permanente, ya se está pensando en la reelección, y Lima ve en mí un adversario”

-¿Quiere decir que el intendente está haciendo lo mismo por lo cual lo denunció a usted?

-Lamentablemente acá se está utilizando a la Justicia para poner un tema político sobre la mesa, eso lo reconoció el propio secretario general de la IDS, Fabián Bocchia, en un programa, donde dijo que hacían esto para poner el tema en la opinión pública. ¿Así que vamos a la Justicia a decir que alguien tiene una asociación ilícita para delinquir y hace un fraude para poner un tema en la opinión pública? Es realmente tristísimo y va en el mismo sentido de la difamación e injurias, y de acuerdo a eso estamos haciendo los estudios correspondientes para tomar medidas.

También podrían decir que fue por afinidad política, pero cargos de confianza también hay en la Intendencia y en el país, ¿es un delito? Ellos hablaban de una persona que contratamos por un monto de un millón y pico de pesos, pero eso fue en tres años representándome en obras que terminaron siendo grandes proyectos para Salto, por varios millones de dólares que se consiguieron con este equipo, el que hoy está denunciado por asociación para delinquir.

-Usted ha dicho que todos los contratos están documentados, pero Lima dice que no hay papeles que los respalden.

-Yo tengo la información y en el propio Congreso de Intendentes está cada transferencia, cada resolución mía y cada depósito. Y el mismo Congreso ya mandó a hacer su propia investigación y todo dio perfecto.

Yo creo que hay un uso y abuso de la prensa en el gobierno de Lima para injuriar y difamar. Ha ido a los medios, que no le hicieron el seguimiento porque tienen mucha cosa y siguen con otros temas, pero él ya logró el daño. Fue un modus operandi permanente de su gobierno, y lo hizo en la campaña también.

Una persona me hizo llegar en su momento material de correos electrónicos donde está registrado cómo operaba en las redes sociales, donde decía qué día saldría en determinado diario o programa, es decir, usaba los medios.

“Hay un uso y abuso de la prensa en el gobierno de Lima para injuriar y difamar”

-Y si Lima ya ganó, ¿por qué cree que siguió operando de esa forma luego de terminada la elección?

-Lo que pasa es que en Salto hoy no se gobierna, lo que hay es una campaña política permanente, ya se está pensando en la reelección, y él ve en mí un adversario. Yo tuve 37 mil votos contra 22 mil, o sea, 15 mil votos de diferencia. La gente evaluó por bueno lo que yo hice, y él piensa que hay que destruirme.

Lidero un sector político en mi departamento, que en el peor momento del Partido Colorado (PC) tiene un senador, una diputada, el presidente de la Junta Departamental, 13 ediles, 3 alcaldes y concejales, y es una estructura política que a pesar de todo ha permanecido unida; debe ser uno de los sectores políticos más grandes del interior del país.

Lima echó a 250 personas de la IDS acusándolas de que eran dirigentes políticos. El grado 14 es el grado máximo y echó a 250, de las cuales 200 no llegaban al grado cinco. Incluso ha ido a decirles a los alcaldes “o están conmigo o no hay apoyo, no hay trabajo”.

Nosotros teníamos un gobierno multipartidario, hasta con la participación del FA, e hicimos muchas cosas por el país y por el departamento. Hoy tenemos un gobierno que arrancó diciendo “hay FA por 10 años”, entonces, claramente hay una estrategia política.

Más allá de que Lima logró el objetivo, no salió como esperaba. Es el intendente con menos votos de la historia y vio en mí un contrincante que todavía no se viene a Montevideo, porque en realidad yo soy de allá, vivo allá y lo voy a seguir haciendo, entonces por primera vez el intendente vive en un lugar donde alguien fue más respaldado que él, y eso lo lleva todo el tiempo al enfrentamiento, a la división y a intentar destruir; pone gran parte de su tiempo en eso y no en gobernar.

“Fernando Amado fue dos veces diputado gracias a Bordaberry, tendría que ser más agradecido”

-Hoy decía que estaba analizando tomar medidas a raíz de la denuncia. ¿Cuáles son las posibilidades?

-Difamación e injurias, y la otra puede ser la falsa denuncia, que hay un artículo que la pena. Yo contraté en base a un régimen de un organismo que es el Congreso de Intendentes, donde nunca se me dijo nada. Me pareció lo más lógico que si trabajaban allí, figuraran de esa manera y no en la IDS.

Me tipificaron delitos y resulta que la denuncia la hacen porque tenía una barra de asociación ilícita para delinquir con cuatro personas en el Congreso de Intendentes, por una suma de dos millones y algo de pesos, o sea, durante cinco años hicimos esa gran estafa, ese gran fraude.

-¿Cómo evalúa la gestión de Lima?

-No gobierna, hace política. Yo fui el intendente de Lima también, yo lo convocaba, lo llevaba a los actos, compartíamos los palcos, y fui el intendente de todos los salteños y nunca agredí a nadie. Lima no es el intendente de mis hijos, todos los días quiere destruir al padre; no es el intendente de los 250 que dejó sin trabajo, que hoy no tienen luz, no tienen agua, destruyó familias enteras; yo nunca me peleé con un alcalde, él los amenaza.

Yo creo que el gobierno de Lima se excedió, mintió en la campaña cuando dijo que no iba a echar a nadie, y es mentira que fuera por razones económicas porque echó a 250 y ya puso más de 200. Dijo que la deuda era de 2.000 millones y era de 200, y es mentira que hay graves problemas porque en ese caso no podría tener un equipo que gana más de 100 mil pesos. No ha hecho obras, cortó colaboraciones, pero sí tiene recursos para contratar y gastar millones en publicidad. Lamentablemente Salto hoy no tiene un intendente, lo que tiene es un candidato que quiere volver a ser intendente.

“El Partido Colorado tiene que recuperar la humildad”

-¿A qué atribuye la tan baja votación histórica del PC en las pasadas elecciones? ¿Le sorprendió el resultado?

-Sí, me sorprendió porque hicimos una campaña muy dura y muy difícil en varios aspectos, porque se había resuelto que en la fórmula fuéramos los dos de Vamos Uruguay –Pedro Bordaberry y yo-, lo que generó malestar también en el partido, entonces hubo gente bastante dura, ese daño fue grande.

-¿Fue un error no haber puesto a alguien del Proba (Propuesta Batllista) como candidato a vicepresidente?

-Sí, fue un error, yo no tendría que haber sido candidato a vicepresidente.

-Si no lo hubiera sido, ¿cree que el PC habría votado mejor?

-No sé. Lo que sí sé es que visto el resultado que obtuvimos, hay que hacerse responsable, y yo soy el responsable. Yo creí que iba a dar mucho más y no pude, pensé que me iba a poder desenvolver mucho más en Montevideo pero no, pensé que iba a generar muchas cosas que no generé. Me parece que yo no estaba pronto para jugar un partido de esas características, y eso fue un error mío.

“No es culpa de Vamos Uruguay que no haya otros sectores fuertes en el partido”

Lo que sí me sorprende es que en todos lados nos iba mejor que en el 2009. Pedro era el mejor candidato, lo mostró en cada debate, hablando de las propuestas, en cada lugar, nadie tenía un programa de gobierno como el nuestro. En todos los lugares a los que íbamos nos iba mucho mejor, hacíamos actos impresionantes, convocatorias, recorridas, y yo esperaba que el PC votara mejor que en las elecciones anteriores.

Fue una elección durísima, se polarizó, el FA puso su mejor escenario en todo contexto. Sendic hablaba de Ancap como si fuera la NASA, y realmente fue difícil. El FA llegó fuertemente a la gente con la baja [de la edad de imputabilidad], que era un tema con el que estábamos muy comprometidos, al igual que con la idea de que no había que legalizar la droga. Hubo varios temas en los que nosotros estábamos claramente en contra pero el país no, como el aborto.

-¿Cómo define la situación actual del PC?

-Es el partido más grande de la historia, pero está viviendo un momento difícil. Tenemos que volver a representar a la gente, hay gente que no se siente identificada ni representada por nuestro partido, por los dirigentes de hoy, y tenemos que ver cómo logramos nuevamente esa representatividad genuina y esas banderas; perdimos muchas banderas que nos sacó el FA que eran coloradas y batllistas.

Yo creo que el PC se va a recuperar, va a aprender de los errores, tiene que recuperar la humildad y muchas cosas más, pero tiene todo, es decir, es el partido de Batlle, de Rivera, hincha de las empresas públicas. A veces parece que Uruguay empezó en el 2005, pero ya estaban los Mevir, las rutas. El FA quizás mejoró algunas cosas que estaban pendientes, y lo hizo bien.

-¿Por ejemplo?

-En varios temas, en la amplitud, en aumentos salariales, puso temas de este siglo arriba de la mesa, pero no hizo el país, las escuelas, los liceos, las facultades, las viviendas, las rutas, las empresas públicas, la educación gratuita; todo eso ya estaba.

-¿Cree que para volver a representar a la gente es importante impulsar el recambio generacional en el PC?

-Yo creo que la única renovación que hay está en las urnas. Ya van dos elecciones que Pedro Bordaberry gana con más del 70%, todo lo demás es palabrerío.

“Si el camino de Novick es llevarse dirigentes colorados y blancos, si es quedarse con bancas sin ir a las elecciones, no le suma nada a la política”

-Pero él mismo en su momento dijo que daría un paso al costado para que pudieran surgir nuevas figuras.

-Yo creo que él no tiene que dar ningún paso al costado. Hoy en el PC no hay un solo candidato mejor que Pedro Bordaberry, que además es un gran senador.

-¿Será candidato?

-Eso lo va a decidir él y yo voy a respetar su decisión, pero yo lo veo bien, lo veo entero, preparado, que maneja los temas, lo veo sin filtros, diciendo lo que tiene ganas; me gusta este Pedro Bordaberry.

La única renovación que existe está en los votos, y muchos de los que hoy hablan de renovación y de cambiarlo, llegaron a donde están gracias a él. Sin él no llegaba ninguno, yo tampoco. Yo soy por segunda vez senador de la República porque él me dio una oportunidad y yo eso se lo agradezco, se lo valoro, y por eso lo voy a respetar y le voy a ser muy leal.

-¿Y qué piensa de los que no han sido tan leales?

-A mí me gustaría que el partido tuviera varios sectores y todos fuertes, pero no al costo de Vamos Uruguay, que no tiene la culpa de haber ganado dos elecciones con el 70%, porque parece que tiene que achicarse para que haya más opciones, pero no, los otros tienen que crecer. Nosotros ya dimos lo máximo que pudimos dar y vamos a intentar dar más. Yo quiero a mi partido con sectores fuertes, pero no es nuestra culpa que no los haya.

Y sobre lo otro, la verdad es que con [Edgardo] Novick me he llevado una gran decepción, porque él venía de afuera de la política para hacer algo nuevo, y lo único que he visto es que se ha llevado a dirigentes del PC y del Partido Nacional (PN), o sea, el único nuevo vendría a ser él, no hubo otros aportes. Si el camino es llevarse dirigentes del PC y del PN, si es quedarse con bancas sin ir a las elecciones, no le suma nada a la política.

Novick no va a ser el presidente de Uruguay. Él dice que hay que unirse contra el FA, pero no habla con los dirigentes de los partidos, no habla con Bordaberry, no habla con [Luis] Lacalle Pou, hablaba con [Jorge] Larrañaga y se le llevó a [Daniel] Peña, entonces en realidad lo que quiere es competir.

“Yo no tendría que haber sido candidato a vicepresidente, fue un error”

-¿La gente no lo votaría?

-Lo digo por lo que veo en las encuestas. No sé qué tanto va a cambiar el país en estos años, pero yo pensé que alguien como él inmediatamente iba a tener una medición fuerte.

-Le fue muy bien en las departamentales.

-A Pedro también. En el 2005, que era la primera elección en la que se presentaba, sacó varios miles de votos más que Novick, y veníamos de la crisis del 2002, de la elección del 2004, aquel momento era peor que este, por lo tanto es más meritorio lo de Bordaberry.

-¿Le ve futuro en política?

-En política nadie está muerto, todos tienen chance y yo tengo mucho respeto por todos, pero pensé que era algo nuevo, que iba a generar escenarios distintos, y lo que veo hoy es que está con legisladores de mi partido y del PN. Pero me parece bueno que una persona que tiene su vida cómoda, quiera ayudar al país.

“Lo que tendría que haber hecho Novick, más que fundar un partido, era venir al PC”

-¿Qué opina del cruce reciente entre Fernando Amado y Bordaberry?

-A mí lo que más me duele de Fernando es que por más que uno tenga diferencias, tiene que ser agradecido, y con él compartimos un montón de cosas. Bordaberry fue muy importante para la vida de Fernando Amado, entonces me parece que alguien que fue importante en tu vida no se merece nunca que no se lo respete o no se lo considere. Y Amado fue dos veces diputado gracias a Bordaberry.

-Hace poco lanzó su nueva agrupación, Batllistas Orejanos.

-Yo soy hijo de la acción y no de la reacción. Fernando tiene que poner su energía en generar cosas, me parece que es un error arrancar expresándose contra dos personas de máximo prestigio como son los expresidentes Julio María Sanguinetti y Jorge Batlle, que dedicaron su vida al partido y al país. Es el camino que tomó y vamos a ver qué pasa el último domingo de junio de 2019.

“Hay gente que no se siente representada por nuestro partido, por los dirigentes de hoy”

-¿Le hizo bien al PC el surgimiento de nuevos sectores?

-A un partido lo hacen sus sectores, me parece fantástico, y hoy el PC no tiene una única receta, tiene varias, por lo tanto me parece bien, pero no estoy de acuerdo con la agresión ni con crear sectores contra alguien.

-¿Está de acuerdo con que es necesario que haya coordinación entre los partidos de oposición de cara al 2019?

-Yo creo que es lo que hay que hacer.

-Se han planteado varios mecanismos para esto.

-Pero no podemos cambiar las reglas en todas las elecciones. Lo que tendría que haber hecho Novick, más que fundar un partido, era venir al PC, porque si se va a llevar dirigentes colorados, que venga y compita en la interna, que le gane a Bordaberry y sea el candidato de todos, y si pierde que quede colaborando de otra manera, si lo que él quiere es unir a todos.

El FA tiene muchas diferencias y muchos partidos, y me parece que la oposición tiene que mantener sus diferencias pero ver qué la une y poder tener objetivos en común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com