Este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer y en nuestro departamento organizaciones sociales, instituciones y partidos políticos,  realizarán diferentes actividades durante todo el mes. En esta oportunidad, queremos reconocer y destacar a verdaderas luchadoras que hasta el día de hoy sufren las consecuencias de la peor decisión de gobierno departamental adoptada desde el regreso de la democracia.

En agosto del año 2015 y con la firma del Intendente Andrés Lima y el Secretario General, Fabián Bochia, el gobierno del Frente Amplio echó a 250 trabajadores, más del 90 % de ellos con los salarios más bajos de la administración. Entre los 250 despidos estaban mujeres humildes, embarazadas, madres solteras y en algunos casos, con más de 50 años, por lo que hasta el día de hoy no encuentran trabajo por la discriminación en la edad.

Ellas son grandes luchadoras y un ejemplo de vida. Mujeres que nunca bajaron los brazos pese a la tristeza del momento. Mujeres que dieron lucha con una carpa instalada en Plaza de los “33” para que el gobierno de Andrés Lima respete sus derechos legítimamente adquiridos, su permanencia como trabajadoras. Allí soportaron frío, calor y lluvia. Fueron discriminadas, humilladas y las echaron, simplemente por pensar distinto.

El dolor de aquellas embarazadas que fueron despedidas y perdieron sus hijos. Mujeres que perdieron sus casas humildes por las deudas ante instituciones bancarias, producto de que fueron despedidas injustamente. Mujeres comprometidas con su trabajo. El Intendente Lima también echó a varias mujeres del interior del departamento. Un daño nunca visto, un dolor que se pudo evitar. Pero el gobierno del Frente Amplio priorizó el revanchismo y dejó en la calle a trabajadores humildes.

El Gobierno Departamental dijo que el despido de trabajadores era necesario porque la Intendencia estaba “fundida”.  La mentira duró poco. Resulta que la Intendencia fundida contrató a más de 300 trabajadores en menos de un año y medio de gestión. Queda claro que nos mintieron a todos. Ninguna empresa fundida puede contratar a más de 300 trabajadores en pocos meses, ninguna empresa fundida puede pagar enormes salarios de tantos cargos de confianza. Queda claro que se trató de revanchismo, que se discriminó a todo aquel que no piensa igual que este gobierno. Dejaron en la calle, con el aval de ADEOMS, a familias humildes, madres solteras, embarazadas y madres de niños con capacidades diferentes. No les importó nada.

Es por eso que lamentamos profundamente la hipocresía de las autoridades de la Intendencia de Salto y Frente Amplio. Hoy quieren decirnos en el discurso que hay que defender los derechos de las mujeres. Pero hace un año atrás, echaron a la calle a mujeres humildes. El daño es inmenso, el dolor sigue y la tristeza no se va. Pero fundamentalmente, el pueblo no se olvida de los responsables de la peor decisión de gobierno departamental. Se hizo y se hace mucho daño.

Vaya nuestro reconocimiento y admiración por esas mujeres, que hasta el día de hoy, no bajan los brazos y luchan por sus familias. De ustedes también nos acordamos este 8 de marzo. Son un ejemplo de lucha, un ejemplo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acción no permitida! HostingServicios.com