El Intendente Andrés Lima prometió en campaña electoral reparar las calles en 100 días. Esa promesa no solamente no se cumplió,  sino que a más de la mitad de la gestión, las quejas aumentan.

No basta con tapar un pozo e inaugurar unas masetas con flores, hay que trabajar seriamente en los grandes temas de Salto. Un Gobierno improvisado y de poco trabajo. Con sueldos de más de $100.000 por mes, el trabajo de los directores es muy pobre.

Los reclamos llegan de todos lados. El Gobierno de Andrés Lima se olvidó del interior del departamento, se olvidó de los barrios y también del centro de la ciudad.

Vecinos y comerciantes de la zona de calles Brasil y Asencio se comunicaron con Tiempo de Noticias para manifestar su enojo por el mal estado de las calles céntricas.

Señalaron que hace meses vienen reclamando a las autoridades de la Intendencia de Salto una solución al respecto pero nadie los escucha. La mayor preocupación radica por los accidentes de tránsito que se registran a diario como consecuencia del mal estado de las calles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com