AIRES DEL NORTE

Dos dirigentes del Sindicato de Trabajadores Citrícolas que actuaban en el marco de la empresa Noridel (Naranjales Guarino) denunciaron haber sido despedidos en un acto en que calificaron duramente. Afirmaron que en ello, fue omiso, un dirigente local de la central obrera PIT- CNT, señalando al dirigente Miguel Fiordelmondo. Los dos dirigentes sindicales y trabajadores de la naranja, Roberto De los Santos y Ángel Montes, así lo sostuvieron, señalando que debido a la inoperancia y falta de apoyo de la central sindical, perdieron sus puestos de trabajo y no recibieron compensación alguna como entienden merecían, informó LA PRENSA.

En su reclamo, los trabajadores, no apuntaron a la empresa Noridel, admitiendo que esta cumple con el pago en tiempo y forma de salarios y jornales a su personal. Pero si apuntaron a la central sindical, que entienden desde su óptica, “los entregó” a la patronal, que los despidió sin mayores problemas o consecuencias.

Fiordelmondo dice lo suyo. Entrevistado telefónicamente por LA PRENSA sobre esta situación, el dirigente sindical Miguel Fiordelmondo señaló que desmentía totalmente lo afirmado por los dos trabajadores, ya que entiende ensucian su nombre.

“Yo actué como mediador en ese problema que se dio en Noridel. Negociaciones con la empresa y llegamos tras varias instancias a una audiencia en la DINATRA en Montevideo, donde fuimos asistidos por dirigentes sindicales como Oscar Andrade y Diaz del SUNCA. La empresa, apuntaba al despido de De los Santos como de Montes, por notoria mala conducta, por lo que por derecho no les correspondería recibir ninguna compensación, porque así lo establece la normativa. En esa negociación realizada en la DINATRA en Montevideo, logramos que la empresa Guarino, realizara concesiones y una propuesta que consideramos aceptable. La misma consistía en sacar del despido la calificación de “mala conducta” , de esta forma, se generaba el derecho a indemnización por despido. También se les pasaba al seguro de paro por 6 meses, mientras se procuraba su reubicación. A esa propuesta, se le informó a los dos obreros mediante el plenario.

Nada contestaron y generaron una nueva instancia en la DINATRA en Montevideo. A esta instancia no concurrimos, porque los gastos de traslado, hospedaje, los debía costear de mi bolsillo y entendíamos que se había alcanzado el objetivo más lógico. En Montevideo, rechazaron la propuesta de Guarino, y así todo quedo sin resolver y la empresa dispuso aplicar la acción de despido inicial. Por lo tanto, nosotros fuimos hasta donde podíamos actuar y logramos la mejor solución que los beneficiaba. Pero ellos después la rechazaron en una decisión que finalmente los perjudicó. “ Fiordelmondo, entiende que en ello, por lo tanto no le corresponde ninguna responsabilidad y lamenta que salgan a ensuciar al movimiento sindical y a su persona, lo que rechaza totalmente, con este desmentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com