El director departamental de Salud, Carlos Leoni, manifestó su preocupación ante la nueva realidad planteada ayer con el diagnóstico de 15 casos de COVID-19 en Paysandú, “de los cuales a siete no se le encontró el hilo epidemiológico.

Es un número importante de personas y son todos nuevos. Porque los demás casos eran esperados, en tanto se encuentran dentro de las personas que ya estaban en cuarentena”, dijo a EL TELEGRAFO. El jerarca reconoció que “puede haber una mutación del virus en el departamento y llama la atención que es más contagioso.

Pero no es más agresivo porque no tenemos un aumento de casos graves ni tampoco de fallecidos”. Los restantes siete casos pertenecen a positivos intrafamiliares y uno corresponde al brote constatado en el residencial. Hasta el momento hay tres pacientes internados en la sala COVID de Comepa y otros tres en el CTI de la mutualista.

En el Hospital Escuela del Litoral hay dos pacientes provenientes de Soriano. “Del total de internados en los CTI, hay una persona con respiración asistida, estable y con tendencia a mejorar y otros dos que reciben oxígeno a presión”, dijo.

Paysandú se encuentra en nivel naranja, de acuerdo al índice de Harvard, con 10,29 casos positivos cada 100.000 habitantes, en base al promedio de los últimos siete días. En todo el departamento se contabilizan 114 casos y permanecen unas 400 personas en cuarentena.

El Telégrafo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acción no permitida! HostingServicios.com